Encendido de Velas

Viernes 24/11
Vayeitzei

  • Montevideo: 19:19 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy

Psic. Fabián Schamis Fursztein | Conocer más

Es Licenciado en Psicología de la Universidad de la República.
Cuenta con más de 15 años de experiencia dirigiendo Organizaciones Comunitarias en España, Brasil y Uruguay.
Actualmente se desempeña como Director de CIPEMU y consultor para Empresas y Organizaciones de diverso porte.
Está casado y tiene un hijo, que lo comparten con su amor por la música (es guitarrista), su creencia en que lo único permanente es el cambio y que el mismo se puede dar solo a través de la educación y de los jóvenes.

Atrevido sería que un trabajador comunitario diera un mensaje religioso sobre Pesaj o cualquier otra cuestión ligada en forma directa a ese aspecto del pueblo judío. Sin embargo considero apropiado y pertinente intentar transmitir lo que durante cuarenta años escuché y sentí al sentarme a la mesa del Seder de Pesaj.

Aquí, en Europa, en Israel y en cada lugar que tuve la suerte de pasar por esta experiencia, fui recibiendo y tamizando una vivencia que llegado este ejercicio, intentaré explicar. Muchas veces es más fácil llegar a través de lo que "no es". Pesaj no es una cena, no es una reunión familiar simplemente, no es una t'fila, no es un recuerdo, no es una historia y sobre todo, no es algo pasivo. Es algo que nos debe involucrar. Nos tiene que hacer sentir. "Estuvimos allí", no fueron "otros", no es un dibujito animado, estuvimos allí y entonces ese sentimiento de libertad que nos es presentado a través de la Hagadá, de las canciones, del afikoman y de tantas otras cosas que ligamos a este Jag, se hacen presentes. Nosotros fuimos liberados del yugo, de la esclavitud, de la opresión. Y pocos mensajes son tan actuales como el que nos entrega Pesaj. Tanto nuestro Pueblo como un todo no goza de la libertad que debería (en definitiva la de cualquier otro Pueblo), ya que debe mirar con un ojo hacia adentro y el otro hacia el costado para monitorear los enormes y permanentes peligros que nos acechan; de la misma forma que como individuos, nuestra libertad es puesta en cuestión a diario por las nuevas metodologías de esclavitud que siquiera cuestionamos (un smartphone, un trabajo que no nos produce el mínimo placer, estructuras sociales que ya no nos representan y nos generan profundo displacer, entre otras).
Es por eso que el ejercicio que propongo es no leer en forma automatizada el "por qué está noche es diferente de todas las demás?" sino que considero importante antes de sentarnos en esas hermosas mesas que acostumbramos participar llegada esta semana tan importante, cuestionarnos: " por qué este año debería sentirme diferente que el resto de los años?".
La libertad es algo que nos exige lucha, nos exige trabajo y pensamiento. Y acostumbrarnos a la libertad como un hecho natural, puede hacernos dejar de cuidarla. Análogo a quien se enamora de una pareja que es el/la más hermoso /a del Ishuv y luego se va acostumbrando, y se acuerda que su pareja es algo fuera de serie cuando un tercero se lo recuerda; el riesgo que corremos es que recordemos la amada libertad el día que un tercero nos lo haga sentir (ya sea diciendo que no la merecemos cómo Pueblo o cohartandola como ya nos ha ocurrido en diversas oportunidades de nuestro largo y duro trajinar histórico).
Hagamos de este Pesaj un momento importante de nuestra vida, no lo vivamos como uno más. Alguien tiene la vaca atada? Sabemos si el año próximo podremos sentarnos en esa misma mesa? Sabemos si esa persona que amamos estará en la mesa? No perdamos oportunidades y entendamos de una vez el profundo significado de la libertad.

Jag Sameaj para todos


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay