Encendido de Velas

Viernes 15/12
Mikeitz

  • Montevideo: 19:37 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy

Rubén Kaplan

Radicado en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, es escritor y periodista de política internacional, especializado en temas de Medio Oriente y terrorismo islámico.
También, ha desarrollado temas vinculados al Holocausto, antisemitismo y otras formas de discriminación; colaborando con diversas publicaciones de Europa, América y Medio Oriente. Autor del libro "Tras el velo. La mujer en el Islam", presentado en la 37° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.
En los últimos 7 años, escribió cerca de 400 artículos para periódicos de los países antes mencionados, que fueron, a la sazón, muchos de ellos traducidos a varios idiomas y reproducidos en su website personal (www.rkpress.com.ar) y decenas de blogs.

19 de noviembre de 2014

Abominable atentado terrorista palestino en sinagoga de Jerusalén

La incitación constante que desde hace meses proviene del propio presidente de la Autoridad Palestina (AP) Mahmoud Abbas y de sus más conspicuos dirigentes y funcionarios, para desatar una virtual nueva Intifada en los territorios en disputa de Samaria y Judea, esparciendo el rumor que Israel se apoderará o destruirá la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén, a la sazón el sitio más sagrado para el judaísmo Har Habait o Monte del Templo, en virtud que allí se encontraba el Beit Hamikdash o Gran Templo, tuvo como corolario un previsible y espantoso desenlace.

Dos jóvenes terroristas árabes, los primos Uday y Ghassan Abu Jamal, ambos ciudadanos israelíes, irrumpieron gritando “Allahu akbar” (D-s es grande) a las siete de la mañana del día martes 18 de noviembre en la sinagoga “Kehilat Yaacov” de la calle Agassi del barrio de Har Nof de Jerusalén, armados con pistolas, hachas, cuchillos de carnicero, plus puñales y asesinaron cobarde y salvajemente a cuatro rabinos- tres con doble nacionalidad estadounidense-israelí, Aryeh Kopinsky, Calman Levine, y Moshe Twersky y el cuarto Shmuel Avraham Goldberg, británica-israelí- que estaban rezando la plegaria matinal, e hirieron gravemente a dos feligreses más y a otros cuatro moderadamente. Las infortunadas e inocentes víctimas de la masacre estaban envueltas en los tradicionales talit (mantos de rezo) y tefilin (filacterias)
Los perpetradores del execrable ataque, -uno de ellos trabajaba en una tienda de comestibles vecina al lugar del atentado terrorista- que fueron luego de un tiroteo abatidos por la policía, eran según fuentes palestinas, parientes de Jamal Abu Jamal, un convicto palestino que fue excarcelado en 2013 en uno de los absurdos e inútiles gestos políticos hacia el Presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas. Prueba de ello es que Jamal Abu Jamal, fue arrestado nuevamente a comienzos del corriente año. Espeluznantes imágenes desde el interior de la sinagoga mostraron libros de oración empapados con abundante sangre de los asesinados, que también salpicó paredes y estanterías. Atentado terrorista en sinagoga de Jerusalén 3
A última hora del martes fatídico se supo que el número de muertos asesinados en el ataque a la sinagoga Kehilat Yacov, se ha elevado a cinco, después que un oficial herido en el episodio falleció. La última víctima ha sido identificada como Zidan Seyf, de 27 años, un policía de la ciudad árabe de Yanuh-Jat, situada en el norte de Israel, al noreste de la ciudad de Akko. Seyf fue uno de los oficiales que llegaron a la escena del ataque y después de un tiroteo, ultimaron a los terroristas. Fue llevado al hospital de Kerem Hadassah Ein, donde después de horas de luchar infructuosamente por su vida, los médicos lo declararon muerto.
La crueldad y ensañamiento que evidenciaron con víctimas inermes los árabes palestinos, demuestra de manera fehaciente que no existe diferencia en absoluto entre ellos y los sanguinarios integrantes del ISIS, el fanático grupo islámico que decapita a sus enemigos y estremece a Occidente. Ambas facciones musulmanas, con sus diferencias, pertenecen irónicamente a la que ellos llaman “La Religión de la Paz”.
Un israelí devoto que concurre diariamente a la sinagoga profanada, Moshe Eliezer, quien por Providencia Divina no estuvo en el lugar del crimen, al quedarse dormido, dijo sin poder contener el llanto: “Esta es una comunidad de yeshiva (escuela de estudios religiosos). El noventa por ciento de la gente no sirve en el ejército. No somos violentos”. Incluso los trabajadores de emergencia israelíes, que están habituados a las escenas sangrientas de los ataques terroristas, se sorprendieron por la magnitud y brutalidad de la masacre. Moti Bukchi que entró en la sinagoga para auxiliar a las víctimas, en declaraciones a AFP, afirmó: La escena interior era terrible, con una gran cantidad de sangre”. “Dentro de la sinagoga algunas personas resultaron heridas por disparos, a otros les habían cortado las extremidades con un cuchillo de carnicero”. “Hemos visto cosas aquí por primera vez, un hombre va con un cuchillo de carnicero y comienza a atacar a la gente y cortar sus extremidades. Eso es algo nuevo. “
Otro trabajador de emergencia y residente local, Eli Pollak, describió lo que vio como “una de las escenas más crueles que he presenciado.”
En declaraciones a Arutz Sheva, Yehuda Meshi-Zahav dijo que las imágenes que visualizó se parecían a las del holocausto.
“Yo no recuerdo haber visto una escena de un desastre tan impactante como éste, (las víctimas) estaban envueltos en talit y tefilín . El testigo en su escalofriante testimonio, describió “charcos, ríos de sangre en toda la sinagoga. Todos los sidurim (libros de oraciones) tirados por el suelo – una vista que sólo reconocemos desde la época del Holocausto”.
“Estos son judíos que se levantaban temprano en la mañana para orar al Creador del mundo, y en medio de sus oraciones, en medio de un acto religioso, de un acto de fe, no de conflicto, fueron atacados”.
Como sucede habitualmente, los sangrientos y despreciables crímenes terroristas que generan víctimas israelíes o judías, sean estas criaturas, niños, jóvenes, mujeres o ancianos son glorificados por los distintos grupos islámicos. Alborozo y entrega de golosinas a los transeúntes o automovilistas a lo largo de La Ribera Occidental y en Gaza, forman parte de los macabros festejos de los palestinos a sus “héroes”.Atentado terrorista en sinagoga de Jerusalén 2
La perversión de los palestinos, también se propaga a través de las redes sociales. Circulan por Internet libelos antisemitas y viñetas burlándose de los homicidios de víctimas inocentes, hecho que demuestra el envilecimiento de sus sociedades.
Es menester señalar el comportamiento de gran parte de la prensa internacional, siempre tendenciosa y proclive a condenar a Israel e ignorar episodios como el descripto en este artículo.
Yossi Dagan, el jefe de relaciones con los medios del Consejo Regional de Samaria, presentó una denuncia formal el martes a la Oficina de Prensa del Gobierno (GPO) en contra de un reportero de la CNN , que equiparó a los terroristas implicados en la masacre de Har Nof, con las víctimas.
Según Dagan, el periodista de la cadena norteamericana de noticias CNN, Ben Wedeman fue responsable del titular que describe la masacre bajo el título, “La policía israelí disparó y mató a dos civiles palestinos muertos” – cuando, de hecho, los tiradores eran terroristas palestinos que mataron a cuatro judíos e hirieron a otros siete cuando rezaban en un templo, antes de ser ultimados asesinado en un tiroteo con la policía.
Dagan denunció que el titular era una grave violación de la ética del periodismo internacional, y llamó a revocar la licencia de prensa de Wedeman y, en general, llevar la cobertura antisemita de los ataques terroristas de los periodistas extranjeros a su fin – de forma permanente.
“No hay realidad en el mundo donde los periodistas pueden informar de un ataque terrorista con este estilo en otros lugares”, afirmó. ”Esta regla también debe aplicarse a los periodistas extranjeros en Israel. No es bueno y no está mal, hay asesinos y hay víctimas.”
Cabe recordar que Associated Press, en otra ominosa cobertura, en un reciente atentado terrorista contra peatones a la salida de una estación de tren ligero llevado a cabo por un miembro de Hamas que arrolló e hirió a un grupo de transeúntes y asesinó a una beba estadounidense de tres meses que estaba en brazos de su madre, tituló el incidente “La policía israelí disparó a un hombre en el este de Jerusalén”.
Estos dos ejemplos de medios periodísticos, deberían hacer reflexionar a millones de antisemitas que afirman falazmente que la prensa mundial, la norteamericana en especial, está manejada por los judíos.
En una entrevista en CNN, el embajador de Israel ante Naciones Unidas, Ron Prosor condenó el ataque, advirtiendo contra la incitación y llamadas por días de rabia a través de los territorios. ”Si nos fijamos en la actualidad, básicamente, los israelíes ordinarios no pueden encontrar un santuario en una sinagoga. ”Tengo que decirle al pueblo estadounidense, y a todos los demás, Israel está en la primera línea en la lucha contra el terrorismo.” ”Si no estás con nosotros hoy, te encontrarás con el terrorismo en tu puerta mañana”.


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay