Velas de Shabat

Viernes 18/08
Re'eh

  • Montevideo: 17:58 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy
2 de febrero de 2011

¿Porqué las recibimos?

¿Por qué el pueblo judío fue el elegido para recibir las mitzvot?

Repetimos que no sabemos las razones de H’. Pero, si intentamos razonar un poco, podemos conjeturar que para emprender la dispersión de la Torá por todos los rincones de la Humanidad, para llevar el mensaje de la Torá y las acciones de las mitzvot a todas y cada una de las personas de este Mundo, era necesario empezar en algún punto. Podemos llamar a ese punto de inicio: Israel. Pueblo, que tiene entre otros fines el de convertirse en una "luz para los pueblos", según expresara el profeta Ieshaiá en su profecía (Ieshaiá 42:6).
O como dijera por su parte el profeta Mijá (4:2): "Vendrán naciones numerosas y dirán: ‘Vengan, subamos al monte de H’, al templo del Dios de Iaacov, él nos enseñará sus caminos, e iremos por sus sendas’; porque de Tzión saldrá la Torá y la palabra de H’ de Ierushalaim." Pero, para que los pueblos hagan tal, nosotros debemos escuchar el llamado que dice: "Casa de Iaacov, vamos caminemos por la luz de H’" (Ieshaiá 2:5), por el cual, nosotros debemos saber andar por el Camino, tener los ojos abiertos a la Luz, para nosotros y la Humanidad. Eso se consigue...¡cómo no!, cumpliendo con las mitzvot.
Pero, y que quede bien claro, no es por las naciones que debemos cumplir las mitzvot, sino por nosotros, o en realidad, por reverencia y amor a H’. Todos estos psukim hacen referencia al Final de los Tiempos, y es para esa generación que Malají (3:17, 18) profetizó: "Estoy preparando un día, dice H’ el Todopoderoso, en el que ellos volverán a ser mi propiedad. Seré compasivo con ellos, como un padre con su hijo que le sirve. Entonces ustedes verán de nuevo, la diferencia que hay entre el justo y el malvado, entre quien sirve a H’ y quien lo sirve." En su obra ‘Shaaré Teshuvá’, Rav Ioná de Gerona aprende de este párrafo que es por intermedio del cumplimiento de las mitzvot que se logra, efectivamente, servir a H’, sea en las mitzvot de acción o de abstención. Es merced al cumplimiento, y al acondicionamiento espiritual que se efectúa con este ejercicio de práctica cotidiana, que el judío puede ser incluido en el grupo de los denominados hijos de H’ que Le sirven. Las mitzvot distinguen a quien las cumple, sirviendo como estandarte que lo eleva por sobre el malvado que no sirve a H’. Por último, como podemos apreciar la elección de Israel por sobre el resto de la Naciones no implica una vergüenza, odio o ignominia hacia ellos, sino, una carga, un yugo que el judío debe aprender a cargar sobre sus espaldas. Ser elegido no es un triunfo por sobre el resto de los pueblos, sino una meta, una finalidad personal y colectiva, que puede traer aparejada la victoria de toda la Creación.

Fuente: texto publicado por el Licenciado Yeuda Ribko en la página Darjei Noam.


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Tweets de interés

    Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay