Encendido de Velas

Viernes 16/11
Vaietzé

  • Montevideo: 19:11 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy
22 de octubre de 2018

Jordania anula dos anexos del acuerdo de paz del 94 y dejará de arrendar dos zonas territoriales a Israel

Importante capítulo en la sensible y estratégica relación entre Jordania e Israel basada en los acuerdos de paz de 1994. El rey Abdallá II de Jordania ha anunciado su intención de anular dos anexos del tratado bilateral firmado hace 24 años relacionados con el arrendamiento de dos zonas territoriales a Israel.

El anuncio del fin del contrato-anunciado por canales diplomáticos y Twitter- supondrá que Baqura y Ghamr (en árabe) o Naharayim y Zofar (en hebreo) pasarán a control absoluto jordano a partir del próximo año. La decisión de Amán provocó sorpresa y decepción en Israel cuyo primer ministro Benjamín Netanyahu ha anunciado que negociará con Jordania la prórroga del contrato de arrendamiento existente y que tiene un cuarto de siglo de vigencia.Tras señalar que las dos áreas fronterizas "estaban en lo más alto de nuestras prioridades", el monarca jordano anunció: "Nuestra decisión es rescindir los anexos de Baqura y Ghamr del tratado de paz por nuestra voluntad de tomar todas las decisiones que sirvan a Jordania y los jordanos".

De acuerdo al tratado firmado el 26 de octubre de 1994 por el entonces primer ministro israelí, Isaac Rabin, y el rey Hussein de Jordania, Israel arrendó los dos territorios durante 25 años. El acuerdo estableció que las zonas pasarían a ser de soberanía jordana pero con derechos privados de Israel para acceso de turistas y uso de agricultores que trabajaron las tierras en la zona de Araba.

En la prensa israelí, Naharayim, cerca del lago de Tiberiades, es definida como "isla de paz". Una zona que, sin embargo, no fue pacífica en 1997 cuando un soldado jordano abrió fuego contra jóvenes estudiantes israelíes asesinando a siete de ellas. La renovación-pactada en los anexos- del contrato tenía como fecha límite para ambas partes este jueves. Ante la presión creciente en el Parlamento jordano (80 diputados firmaron una petición al respecto) y las protestas en su país (activistas, sindicatos, etc) que exigían la plena soberanía de ambas zonas, Abdallá II ha decidido ejercer su derecho de cancelación.

Precisamente en el acto oficial de recuerdo a Rabin en el 23 aniversario (según el calendario judío) de su asesinato, Netanyahu lo ha confirmado. "En el acuerdo de paz, Jordania se reservó el derecho de opción de hacerse con el territorio de Naharayim cerca del Rio Jordán y la zona de Zofar en Araba. Hoy nos han informado de que desea ejercer esta opción en el vigésimo quinto año", señaló el dirigente israelí antes de añadir: "Entraremos en negociaciones con Jordania sobre la posibilidad de prorrogar el acuerdo existente pero no hay duda que desde el punto de vista general el acuerdo de paz en su conjunto es un bien importante y preciado para los dos países".El anuncio de Jordania -sea o no motivado por la presión interna en el reino hachemita- constituye un golpe diplomático para Israel -ya que se trata del único país árabe con el que ha firmado la paz-junto a Egipto- y también económico y agrícola en la zona de Zofar.

Una relación de interesesEn los últimos años y especialmente a raíz del estallido de la guerra civil siria, Israel y Jordania han estrechado su cooperación en la lucha contra el terrorismo yihadista representado sobre todo por el autoproclamado Estado Islámico (IS). Casi un cuarto de siglo después, la paz entre israelíes y jordanos sigue siendo fría. El principal motivo de discrepancia gira en torno a la causa palestina. El rey jordano se muestra muy molesto por el estancamiento de la negociación israelopalestino y el hecho que cada vez parece más lejana la creación de un Estado palestino con Jerusalén Este como capital. Este territorio estaba bajo control jordano hasta que fue tomado por el ejército israelí en la guerra del 67.En los partidos de la oposición israelí lamentan la decisión jordana pero critican a Netanyahu. "Es un reflejo de lo que venimos diciendo desde hace tiempo. La falta de acción diplomática negociadora (con los palestinos) resulta muy cara a Israel", ha tuiteado el diputado del partido centrista Ofer Shelaj.La gran pregunta ahora es si la decisión del monarca hachemita es el resultado sólo de la presión interna sobre las dos tierras arrendadas a Israel o también un mensaje a Netanyahu para otros asuntos relacionados con el campo económico bilateral o el conflicto israelopalestino.A un año del fin del contrato de arrendamiento, el anuncio es un examen más del acuerdo entre dos países que mantenían intensos contactos en la sombra incluso antes de la histórica firma del 94. Una alianza que más allá de anexos, está basa en intereses.

Fuente: El Mundo


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Tweets de interés

    Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay