Encendido de Velas

Viernes 16/11
Vaietzé

  • Montevideo: 19:11 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy
8 de setiembre de 2018

¡Shaná Tová! Rosh hashaná en Israel: la experiencia de una historiadora

Patricia Lasca está en Medio Oriente y narra cómo se preparan para el Año Nuevo Judío.

Cuando brille la primera estrella en el cielo (que para la concepción hebrea es el comienzo de un nuevo día), el domingo 9 de septiembre y hasta el martes 11, los judíos de todo el mundo celebrarán Rosh Hashaná, o el Año Nuevo Judío. En estos días tan significativos llegan a Israel personas de distintos lugares para observar y compartir las tradiciones que tienen miles de años de historia.

Entremujeres está en Tel Aviv haciendo un repaso de la importancia que tiene para el pueblo de Abraham esta festividad. El poderoso sonido del shofar -instrumento ceremonial de viento- y el rito frente al agua son algunas de las tradiciones que hacen del Año Nuevo Judío una festividad única.

En la calle de la ciudad se ven las huellas de la renovación que propone esta festividad y las personas sacan afuera de sus casas muebles o cosas viejas que renueva en esta época. También hay quienes pintan paredes del hogar o se compran ropa nueva para estrenar en estas fechas.

Además, es una costumbre muy arraigada que, si por algún motivo alguien no tiene compañía para compartir esta festividad, se lo invita a cenar.

El ir y venir de las personas es constante: en los aeropuertos se ve a numerosas personas judías ortodoxas llegar a esta ciudad para vivir la fiesta, así como chicos jóvenes que viven en los kibutzim se mueven con valijas para ir a las casas de sus familiares, que con anticipación empiezan a hacer las compras para abastecerse de lo que indican las tradiciones para este día.

En las góndolas de los supermercados, se reorganizan los productos para que lo primero que se vea expuesto sea la miel. Y al salir del local, como en cada uno de los lugares que uno visita, se respira un gran espíritu festivo.

La importancia de Rosh Hashaná
Con el comienzo del año 5.779, el mundo judío recuerda la creación del mundo. En Tel Aviv, el rabino Eliyahu Peretz (que en marzo de 2019 comenzará a trabajar en la comunidad Bet El de Buenos Aires) dice: "En la tradición del pueblo de Israel, el día de Rosh Hashaná (literalmente, la cabeza del año) es el momento en el que dirigimos nuestras miradas, reflexionando, a modo de balance, sobre el año que transcurrió, y también sobre el año que comienza, porque nuestras acciones tienen consecuencia directa en el presente y en el futuro, tanto desde una perspectiva individual como colectiva. En este sentido, tradicionalmente, esta festividad es considerada el 'día del juicio' (Yom HaDín), pero hay que resaltar también que constituye la ocasión en que recordamos la creación del primer hombre como está narrado en la Torá".

El poderoso sonido del shofar

El shofar es un instrumento musical de carácter ceremonial. Toda persona judía es llamada a escuchar el sonido de esta especie de trompeta, hecha de cuerno de carnero, durante los dos días de la festividad. El rabino Eliyahu Peretz dice que "el precepto de escuchar la voz del shofar es una invitación a realizar una escucha activa, a escuchar el grito, también el silencio, de las otras personas y de nosotros mismos". También el shofar con su sonido estremecedor llama a "despertar la consciencia".

El ritual de purificación ("Tashlij")
Esta ceremonia se realiza sobre un curso de agua, que puede ser el mar, un río, un lago. Se recitan algunas plegarias y, de esta manera, las personas se desprenden de los errores cometidos durante el año que acaba de finalizar. Esta "liberación" supone el final de un proceso que comienza cuando se identifican las equivocaciones y llega a su fin cuando son reparadas. También de manera simbólica las personas que participan de esta ceremonia sacuden sus bolsillos mirando el agua, como desprendiéndose de aquello que quieren dejar atrás.

Cena de Rosh Hashaná
La cena de Rosh Hashaná es un momento por demás especial; la familia se reúne para celebrar, bendecir, agradecer y poner intenciones. La mujer del hogar es la encargada de la ceremonia del encendido de velas (Hadlakat Nerot) quien al hacerlo dice una bendición.

Se lavan las manos antes de comer pan, y se bendice. Se agradece a Dios que hace posible la extracción del pan (alimento) de la tierra. También se bendice el vino, por ser Dios el creador del fruto de la vid.

Antes de pasar al menú de esa noche -donde se eligen platos típicos como varenikes, knishes, farfalaj, guefilte fish, berenjenas, pan relleno, entre otros-, primero se comparten en el Séder alimentos con un significado especial, que representan los deseos para el año que está por comenzar. La preparación que más adeptos atrae es la manzana impregnada con miel; antes de comerla se pide que el Año Nuevo sea dulce, lleno de felicidad, y que seamos merecedores de ella.

Se come granada para que las "mitzvot" (preceptos) y las buenas acciones se multipliquen como sus semillas.

Conectarse con las tradiciones
El ciclo de las festividades que comienzan el domingo 9 y concluye en Yom Kipur (Día del Perdón), se denomina también "altas fiestas". La importancia de estas fechas es indudable y muchas personas aprovechan estos días para acercarse a las sinagogas y conectarse con sus tradiciones. Comenta Eliyahu que, "sin dudas, se trata de unas efemérides en la que nuestros templos rebosan no solo de alegría, sino también de personas entusiasmadas del significado y del encanto de estas festividades".

Shaná tová, umetuká. (Un buen y dulce año)

Por Patricia Lasca, profesora de historia.

Fuente: clarin.com.ar


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Tweets de interés

    Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay