Encendido de Velas

Viernes 16/11
Vaietzé

  • Montevideo: 19:11 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy

Moshe Pitchon

Moshe Pitchon es profesor de Literatura Bíblica y Filosofía judía. Reside en los Estados Unidos donde además es director de BY una iniciativa dedicada a enmarcar el judaísmo del siglo 21. Sus comentarios son publican en inglés, francés, español y portugués en diferentes medios y en diferentes países.

7 de setiembre de 2018

¿Qué podría hacer que este sea un buen año?

Sigmund Freud escribió una vez en una carta dirigida a la princesa Bonaparte: "En el momento en que uno investiga el significado y el valor de la vida, uno está enfermo". Dicho en el lenguaje actual esto debería sonar algo así como "deberías estar loco para preocuparte por el significado de la vida"

No es que creamos que la vida no tiene sentido, lo más probable es que queremos evitar tener que preocuparnos de esto. En los tiempos que vivimos, tal vez la estrategia más popular para tratar de evitar tener que pensar demasiado sobre la razón de nuestra existencia sobre la tierra sea viviendo la vida de otra persona, pretendiendo que es la nuestra.

Otro famoso psicoanalista judío, Erich Fromm, señaló que una estrategia alternativa para no tener que reflexionar sobre la razón y el objetivo de nuestra vida individual es considerarnos simplemente como un sistema de deseos y satisfacción. Como Fromm dice: "Nunca estoy solo conmigo mismo porque siempre estoy ocupado, trabajando o divirtiéndome". No necesito ser consciente de mí mismo porque estoy absorbido constantemente por el placer ".

Miles de años de experiencia acumulada del pueblo judío señalan la inevitable conclusión de que esta es una estrategia fallida. El judaísmo descubrió hace mucho tiempo atrás que cada vida humana es única, intransferible y, si se aplica, capaz de cambiar el mundo. Es esta convicción, más que cualquier otra cosa, lo que establece las bases que definen quién es judío.

El encapsulamiento de esta idea y su dramática recreación anual es lo que está detrás de RoshHashaná. El Año Nuevo judío no celebra el nacimiento de un salvador, ni siquiera un evento judío como el éxodo de Egipto o la revelación de la Torá en el Sinaí. RoshHashaná celebra el nacimiento del universo y de la humanidad.

Rosh ha-Shanah, "Año Nuevo", está diseñado no para que nos perdamos a través de la fiesta, sino para reencontrarnos mediante el autoexamen, para enfrentar la molesta pregunta acercade la humanidad de la cualformamos parte. ¿Por qué vine a este mundo? ¿Qué significado tiene mi vida para mí y para los demás? ¿Soy parte activa de un cambio en las reglas de juego o lo que hago es simplemente irrelevante?

Y, sí, nuestras respuestas a estas preguntas o incluso ignorar las preguntas, no pasan desapercibidas, nuestras vidas son juzgadas inexorablemente por la forma en que son vividas.

A medida que entramos en el nuevo año, creo que es más apropiado cambiar nuestro enfoque del deseo de un año feliz a una apreciación más profunda de lo que podría hacer que este sea un buen año. Yo diría que lo que haría que esta sea un buen año es nuestra comprensión de la razón de la existencia individual de cada uno de nosotros y el poder que tenemos para mejorar el mundo.

Friends@FriendofsZiv.org


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Tweets de interés

    Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay