Encendido de Velas

Viernes 19/10
Lej Lejá

  • Montevideo: 18:44 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy

Janet Rudman | Conocer más

Licenciada en Relaciones Internacionales. Analista en Marketing. Lectora intuitiva y voraz. En lo laboral me he desempeñado en tareas variadas. Di clases de Marketing para principiantes, fui la Encargada de la Revista Kesher de Jabad desde el año 2003 al 2010. Editora de Jai Mujer desde abril del 2011.

28 de agosto de 2018

Entrevista a Ruperto Long

Entrevistamos a Ruperto Long por su nuevo libro "La mujer que volvió del abismo".


¿Cómo fue el proceso que condujo a La niña que miraba los trenes partir fuera de Uruguay? Además de lo latinoamericano vimos su gran éxito en Italia. ¿Cómo se produjo ese fenómeno? Sabemos que no es sencillo para los escritores uruguayos salir fuera de fronteras y ser traducidos.

Luego del suceso en Uruguay, PenguinRandom House comenzó a difundir el libro en otros países de habla hispana. Los buenos resultados llevaron a que se publicara en español en 15 países, lo que se completará el año que viene con la aparición en España y México. Por otra parte, la editorial italiana Newton Compton, muy prestigiosa, adquirió los derechos para ese idioma en la Feria de Frankfurt. Resultó un éxito, estuvo entre los más vendidos de narrativa extranjera en Italia el año pasado. Ahora están en curso otras traducciones.
Soy consciente que esto no nos sucede a menudo a los escritores uruguayos, es un orgullo que estoy disfrutando. Pero también espero que se pueda repetir con otros autores, y que la literatura uruguaya se conozca más en el mundo.

Si alguien le pidiera que se definiera en lo profesional, hoy día, ¿diría que es escritor?. ¿Cómo es la vida de un escritor en Uruguay?

Mi vida ha transcurrido por tres caminos: ingeniero, político y escritor. Dejé la práctica de la ingeniería después de casi 30 años de hacerlo con mucho entusiasmo, allá por el año 2000. Hoy soy Ministro del Tribunal de Cuentas, tarea que ejerzo con mucho compromiso, porque tiene que ver ni más ni menos que con el buen manejo de los dineros públicos. Y me dedico a escribir con pasión. Entre esas dos actividades transcurre mi tiempo.
Ser escritor es algo fascinante, por las historias que uno descubre, por las investigaciones que realiza, por lo que imagina a medida que avanza en el relato. Y luego por la comunicación con los lectores, que es lo más motivante y enriquecedor. Esos pequeños comentarios en las presentaciones del libro, o a través de las redes sociales, o cuando alguien que no conocemos nos para en la calle e inicia una conversación con la maravillosa frase: “Leí su libro y…”.

¿Cuál fue el puntapié inicial para el libro La mujer que volvió del abismo? ¿Cómo surge la idea? Es un texto novelado pero basado en hechos reales. ¿Cómo es su contacto personal con la policía y los jueces que trabajan en la trata de blancas?

El descubrir que el sur de la Patagonia escondía un misterio de hacía 500 años, del viaje de Magallanes y Elcano, que me resultaba atractivo explorar. Busqué información en el Archivo de Indias y allá me fui.

Pero cuando llegué a Puerto San Julián, lugar de la tragedia, donde hay una réplica de la nave que dio la vuelta al mundo, la Victoria, descubrí que las preocupaciones de los pobladores iban por otros lados. En su hermosa avenida principal varias de sus paredes lucían leyendas como “La trata es la esclavitud del siglo XXI”, y otras similares. Pregunté, y me hablaron de chicas que desaparecían misteriosamente. Cuando unos días después visité Río Gallegos, pude conseguir poca información sobre la expedición de Magallanes. Pero todos me hablaron de un lugar emblemático llamado “Las Casitas”, que resultó ser un complejo prostibulario, con una triste semejanza con la zona rosa de Amsterdam, pero a pasos de la Antártida. Luego supe que el mundo de la trata de mujeres de Argentina tenía vínculos con el de Uruguay. Y finalmente, casi por azar, conocí una singular joven de Montevideo que me permitió saber de ese mundo por dentro.

A partir de ese momento supe que ese debía ser el tema central de la novela: el destino de quienes se asoman al abismo, pero del que a veces logran escapar gracias al amor y la esperanza.

Para reconstruir esas historias es esencial encontrar jueces y oficiales de policía que compartan las mismas preocupaciones, así como integrantes de organizaciones sociales vinculadas con el tema. Que por suerte los hay. Solo mencionaré ahora a la Dra. Graciela Gatti, porque admiro todo lo que ha hecho para combatir la trata de mujeres y también en otros temas muy difíciles. Tuve el honor que participara de la presentación de mi libro.

¿Usted cree que la literatura debe ser inspiradora? ¿Debe trasmitir un mensaje?

Pienso que la literatura debe ser inspiradora, pero que no debe transmitir un “mensaje”, si por ello entendemos un conjunto de ideas estructuradas o una ideología en la que el escritor cree. La literatura es una búsqueda de la verdad, no una forma de la propaganda. Por ello debe transmitir hechos, sentimientos, emociones. Y el lector sacará sus propias conclusiones. Si deseo convencer al lector de una idea prefiero escribir un artículo de opinión o un ensayo, como lo he hecho tantas veces. O como decía Onetti: el que quiera enviar un mensaje, que encargue esa tarea a una mensajería.

La novela tiene características que la destacan, como los nombres y la profundidad de los personajes, por ej. Federico Sanchez de la Reina con dos apellidos y los nombres de las chicas involucradas solamente con nombre de pila como Fatima, María del Huerto, Aline.

Lo hermoso y lo difícil de la escritura polifónica, en la que los personajes le hablan al lector, es lograr que cada uno tenga su propia personalidad. El nombre forma parte de esa personalidad.

Federico tiene un apellido que lo vincula con ese tripulante de la expedición de Magallanes que fue abandonado en San Julián. Allí nace el misterio. La fiscal Finocchiaro tiene incorporado su cargo en su nombre: es lo que da sentido a su vida, encontrar y recuperar esas vidas robadas. Fátima es un nombre de fantasía, quizás con algo de misterio y seducción, de alguien que se ve obligada a iniciar una doble vida. Aline es unnombre delicado, de una esposa que parece frágil pero que se fortalecerá en los momentos más difíciles. Y un chofer de taxi de Montevideo, solidario y preguntón, bien se puede llamar Giovanni Cincinnato.

Las descripciones de los lugares crean un ambiente que transportan al lector al lugar, cómo lo hace? ¿Siempre describe lugares y situaciones que conoce? ´¿Cómo es su relación con la Patagonia y con España?

Me gusta mucho el lema de los minimalistas: menos es más. Cada lugar tiene algo que lo distingue, que destaca cuando lo evocamos, que nos hace volar la imaginación. Esa media docena de claves esenciales de cada lugar es lo que trato de encontrar y reflejar en el libro. Y para ello diría que es casi imprescindible visitar el lugar, hablar con su gente, tomarse un cafecito aquí y allá.

Mi relación con la Patagonia es muy fuerte. Me fascina y me abruma, todo al mismo tiempo. Como dice Federico en la novela: “comprendí que me había enamorado de esa tierra. Ya no podría dejar de volver”.

En cuanto a España, diría que esta novela me ha llevado a descubrir mucho más de ella. Conocía sus grandes ciudades desde hacía muchos años. Pero recorrer Burgos, y los pueblitos de Extremadura y Andalucía ha sido una experiencia maravillosa.


Me gustaría que resumiera en pocas palabras por qué lo lectores deberían leer "La mujer que volvió del abismo"

Me gustaría decir: porque es una novela que los atrapará, con un ritmo creciente, de intriga y suspenso. Ojalá lo sientan así. Pero además, porque van a descubrir una realidad que convive muy cerca de nosotros -con personajes entrañables-, que confío los conmueva como me sucedió a mí. Que no los dejará indiferentes. Como bien ha dicho Claudia Amengual: los asomará al abismo, pero los rescatará en brazos de la esperanza. Y además se van a zambullir en un misterio de hace 500 años. A todo ello los invito, si me acompañan en este fascinante viaje que es leer un libro.


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Tweets de interés

    Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay