Encendido de Velas

Viernes 16/11
Vaietzé

  • Montevideo: 19:11 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy
19 de junio de 2018

PILAR RAHOLA EN MONTEVIDEO

La periodista catalana Pilar Rahola visitó Montevideo, invitada por la organización Keren Kayemet LeIsrael, con el fin de presentar su más reciente libro llamado “S.O.S Cristianos”. Una cruda narración sobre la persecución que hoy viven millones de personas en el mundo por el sólo hecho de profesar una religión.

Apenas arribó a Carrasco, asistió a una recepción brindada en el Piso 40 de World Trade Center, cuyo acogedor ambiente contrastaba con una noche fría y húmeda. Diversas figuras del ambiente periodístico y social uruguayo esperaban el encuentro: Laetitia D’Aremberg, Alejandra Forlán, Graciela Rompani, Sergio Puglia, Juan Carlos López Mena, Jorge Márquez, entre otros, estaban expectantes por escuchar a una mujer que siempre despierta polémica.

Al ingresar, su rostro no disimulaba el cansancio de un viaje que tuvo como primer destino Santiago de Chile y que -tras su escala en tierras orientales - seguiría por Buenos Aires.

Su sello de identidad ha sido durante mucho tiempo, la denuncia de antisemitismo por parte de regímenes totalitarios o movimientos extremistas. No le ha temblado la voz a la hora de criticar con vehemencia las hipócritas condenas que algunos países vuelcan sobre Israel por el sólo hecho de defender a sus ciudadanos frente a ataques terroristas.

Esta vez hizo foco en lo que viven los cristianos en medio oriente, Asia o países africanos. Una situación que -según Rahola- parece invisible para el mundo occidental.
“Estamos ante un proceso que lleva miles de muertos y el objetivo es el ciudadano del mundo” afirma la periodista. “Cualquiera que ame la libertad está amenazado.
El problema es que el discurso de la sociedad convierte al cristiano y al judío en victimarios, cuando en realidad son víctimas” argumenta. “El victimario es el islam. Pero ¿quién se atreve a decirlo?” se pregunta Rahola.

La periodista alza la voz, sus gestos son enérgicos, el auditorio está en silencio pero asienten en cada expresión.

Este fue apenas un adelanto del encuentro que mantendría al día siguiente frente cientos de personas que colmarían la sala de eventos de Kibón.

Horas antes del mismo, me consultó si yo querría ser su entrevistador para esa ocasión. “Me seduce más la dinámica de preguntas y respuestas”, me dijo; y así fue como en un breve tiempo se empezaron a formular respuestas contundentes como que el continente americano está asistiendo a un rebrote de movimientos antisemitas, quizás apañados por los gobiernos de izquierda de la región.

Una de los cuestionamientos fue ¿Cuánto pesan los intereses económicos de países o grupos radicales para extender su persecución a tantos miles de personas?

La respuesta se esboza a continuación:

Pesa absolutamente. Hay una cita en árabe que dice: si me necesitas te poseo. Necesitamos la energía, el petróleo y por ello nos poseen. En Europa, donde no hay capacidad energética, ¿quién estará dispuesto a meterse con Arabia Saudita? por ejemplo. Los países europeos miran para otro lado, aunque se vulneren los derechos de miles de personas que no pueden honrar a su dios, so pena de ser encarcelados, torturados o asesinados. Sólo así se explica la indiferencia de los países occidentales ante dictaduras atroces; el avasallamiento de los derechos de la mujer; la persecución a los homosexuales o el blanqueamiento de la ONU de dictaduras horrorosas.

Hay corrientes de izquierda que te culpan si defiendes a Israel y te dicen que eres amiga de asesinos. Pero si criticas al islamismo te caen con la islamofobia. ¡Pues no! islamofobo es el Rey de Arabia Saudita, que en nombre del islam destruye la libertad, cercena el derecho de la mujer, persigue a quien porta una cruz. Este es un fenómeno totalitario que nos amenaza y nos mata. ¿Qué ideología del mal está detrás de esa locura?, se preguntó la periodista.

“Yo no soy creyente, por eso sostengo que debemos ser nosotros los abanderados en denunciar esta situación. Y tampoco soy judía. Es que denunciar el antisemitismo debe ser tarea de no judíos.” Así justifica Rahola su defensa visceral de un tema que le ha acarreado problemas en todo el mundo.

De esta forma culminó un encuentro que fue memorable y removedor para todos los que participamos.


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Tweets de interés

    Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay