JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy

Ana Jerozolimski | Conocer más

Uruguaya-israelí , casada, tres hijos.
Radicada en Israel desde 1979.
BA en Relaciones Internacionales de la Universidad Hebrea de Jerusalem.
Cursó también estudios de Medio Oriente e Islam.
Dedicada al periodismo desde hace unos 25 años.

9 de mayo de 2018

Los Distintos Escenarios De Amenaza De Irán

Fue muy simbólico. Este martes, mientras esperaba en Jerusalem la transmisión en vivo desde la Casa Blanca para escuchar al Presidente Donald Trump anunciando qué había decidido respecto al acuerdo nuclear con Irán (retirarse del mismo y volver a imponer sanciones a Irán), entró a mi celular un comunicado de las Fuerzas de Defensa de Israel, revelando que poco antes se había indicado a la población civil de los Altos del Golan, en el norte del país, pegado a la frontera con Siria, tener los refugios abiertos.

Asimismo, llegaban imágenes de baterías “Cúpula de Hierro” de misiles anti-misiles, emplazadas en el norte de Israel, prontas para interceptar a cualquier proyectil que Irán pudiera lanzar desde territorio sirio. De fondo estaba la evaluación de la Inteligencia israelí sobre “movimientos iraníes” captados en Siria.

El tema nuclear es en parte algo separado, un escenario singular con su propia dinámica y sus reglas, que todos estos días constituyó tema de atracción, por la expectativa de cara al anuncio de Trump. Claro que se trata de la peor amenaza que puede haber, un verdadero peligro no sólo para Israel sino para Oriente Medio y el mundo en general. Pero no está desconectado de los otros tentáculos del régimen de los Ayatolas: el apoyo activo y fuerte a diferentes organizaciones terroristas y otros marcos, de acuerdo a sus intereses, para desestabilizar la región : Líbano, Siria, Yemen e Irak.

En Siria, Irán está redoblando los esfuerzos por instalarse militarmente de forma sólida, usando bases del ejército sirio para almacenamiento de sus misiles, de funcionamiento de las Guardias Revolucionarias iraníes y demás. No sólo porque Siria le interesa como escenario de choque entre los dos bandos centrales opuestos hoy en Oriente Medio, sino también por su inmediatez territorial con Israel.

Hace varias semanas, fue atacada una base militar siria que servía de instalación iraní, destruyéndose en el lugar unos 200 misiles precisos y de largo alcance que habrían podido alcanzar cualquier punto de Israel. Nadie reivindicó ni desmintió su autoría, Estados Unidos dijo “fue Israel” y la Republica Islámica de Irán acusó directamente y prometió vengarse, ya que en el ataque murieron varios oficiales de las Guardias Revolucionarias Iraníes. “La represalia iraní está en camino y la pregunta es cuándo exactamente y dónde será”, dijo el ex Jefe de la Inteligencia israelí General (retirado) Amos Yadlin.

Dado que siempre pensamos que las palabras tienen su peso, sentimos la necesidad de aclarar el término “vengarse”, o “represlia”. Es que por más que ambos suenen como conceptos que apelan a sentimientos bajos, si alguien se “venga” es porque fue atacado. Pues bien: quien cambió aquí las reglas del juego fue Irán, que en febrero envió un dron a infiltrarse a Israel (que Israel logró interceptar) , dron que según se reveló tiempo después, estaba “armado”, para cometer un atentado en Israel.

Estamos como los niños jugando en el patio…quién empezó. Pero también entre países es bueno tenerlo claro.

Irán no se opone ni a la política de Netanyahu en el tema palestino, ni a su línea en otros temas en discusión: se opone a la existencia misma de Israel. Su declarada intención es aniquilarlo. No son las fobias persecutorias del Primer Ministro israelí como pensarán algunos, sino intenciones proclamadas públicamente por el régimen de los Ayatolas. Claro, al Canciller Javad Zarif, con su buen inglés, sus trajes elegantes y sus amplias sonrisas, nadie lo oye hablar así. A un Canciller le queda mal. Pero el líder supremo el Ayatollah Ali Khamenai , el jefe del ejército iraní y el de las Guardias Revolucionarias de Irán, no tienen pose ninguna para disimular. Ni lo intentan. Y lo han dicho muchas veces.

Es el único caso de un país miembro de las Naciones Unidas, que proclama abiertamente que desea borrar a otro de la faz de la tierra. El poderío nuclear, sería la forma de lograrlo. Mientras tanto, en el camino, hay otras formas de atacar. Pero no sólo a Israel sino a todos aquellos países en los que desea imponer su ideología para servir a su agenda política y religiosa.

Este es el trasfondo de las constantes advertencias israelíes y de lo que muchos vieron durante años como obsesión del Primer Ministro Biniamin Netanyahu respecto a Irán: impedir que pueda alcanzar poderío atómico y que tenga los medios para desestabilizar la región. Según el Premier israelí, las sumas millonarias recibidas por Irán desde el levantamiento de las sanciones, tal cual determinaba el acuerdo nuclear, no fueron para aliviar en absoluto la situación de la ciudadanía iraní, sino para apoyar guerras y grupos terroristas afines.

Esto no quita que hoy, con la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear, sea necesario preguntarse si ese paso era la mejor forma de luchar contra sus fallas o si debería haberse hecho un nuevo esfuerzo para renegociar el acuerdo y mejorarlo. Según Trump, lo intentó infructuosamente. Ni Irán ni Europa lo aceptaron.

El tiempo dirá si Trump cometió un craso error y si Israel se equivocó al alegrarse con su retirada del acuerdo nuclear. Lo seguro es que el acuerdo se basó en los engaños de Irán y fue concebido con fallas fundamentales. Las principales: diseñó un mecanismo de supervisión y control que da tiempo a Irán de engañar a todos, no incluyó ninguna limitación al desarrollo de misiles de largo alcance por parte de Irán y determinó que el documento expira a los 15 años, mientras que algunas de las limitaciones impuestas a Irán se levantan ya a los 8. Cabe recordar que ya han pasado casi 3. Y al terminar ese lapso, Irán podría retomar su plan nuclear sin limitaciones, con supuesta legitimidad de parte de la comunidad internacional, lo cual no tenía antes del acuerdo.

Europa y Obama pensaron en el lapso en que Irán estaría limitado. Israel vio más allá de ello, porque siempre estuvo seguro de las malas intenciones de Irán. Si fomenta el terrorismo e instala misiles para atacarlo desde Siria ¿Por qué va a creer que tiene buenas intenciones en el tema nuclear?

Fuente: MontevideoPortal.com.uy


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay