Encendido de Velas

Viernes 27/04
Acharei-Kedoshim

  • Montevideo: 17:48 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy

David ben Jaim

Nacio el 11 de Abril de 1933 en Concepción, Chile.
El año 1939 la familia se traslada a Santiago. El año 1943 se incorporo al JIS (Juventud Israelita Sefaradí) formando parte de la Directiva que en 1947 adhiere a Hanoar Hatzioní, quedando a partir de ese instante, integrado al sionismo en forma indivisible.
Sus primeros comentarios los escribio a partir de 1964 y de 1970 en adelante, se incrementan hasta llegar a ser parte de su ser.
Estos comentarios se han publicado en la casi totalidad de medios comunitarios chilenos, principalmente en El Vocero y Jadashot de la Comunidad Sefaradí.
En la actualidad, es columnista habitual del portal electrónico ANAJNU.

2 de abril de 2018

HAMÁS REACTIVA FÁBRICA DE MÁRTIRES EN GAZA

Correo recibido de un lector y posterior análisis.

Estimado Eduardo, me podrías decir o explicar cómo es posible que jóvenes palestinos no armados sean acribillados en su propio territorio por soldados israelíes desde la frontera, ya van 16 muertos y 1416 heridos de bala. No me cabe duda alguna que con acciones tan repudiables como éstas, la condena internacional en contra de Israel será aún mayor.
Te saluda muy atentamente
Alfredo M.
Estimado Alfredo, si la cosa fuera como me lo describes, tendrías toda la razón. Mi comentario de esta semana tocará y explicará desde mi punto de vista, la realidad y espero tu opinión después que lo leas.
Un abrazo
Eduardo

Queridos amigos, esta semana, a raíz de los acontecimientos que se están dando en la frontera entre Israel y la Franja de Gaza, he recibido varios correos de lectores míos habituales, los cuales me consultan u opinan sobre esta situación. He escogido el intercambio con mi amigo Alfredo, por cuanto representa el fiel reflejo de lo que la opinión no judía…..y posiblemente también algunos correligionarios, se está formando, ante lo maquiavélicamente distorsionada de cómo se dan las noticias.
Por desgracia, nuestros comentaristas nacionales, tienen uno de varios problemas: Muchos, escriben o dicen sólo lo que vende, lo que los lleva a condenar a Israel, simplemente por ser eso bien visto. La verdad, carece absolutamente de importancia. Otros, sólo tienen acceso a las informaciones provenientes de fuentes y/o allegadas a los palestinos y también tenemos los que creen que están aptos para comentar cosas de las cuales, en realidad, saben muy poco. El sábado en la noche, escuché a un muy acreditado comentarista internacional, chileno y de religión judía, terminar su comentario, diciendo casi textualmente: La muerte de 16 palestinos y más de 1000 heridos, sin discusión, puede calificarse de “genocidio”
¿Sabrá realmente lo que implica calificar de genocidio este acto, sin conocer todos los antecedentes o es que desconoce el verdadero sentido de la palabra genocidio y del impacto que ello causa en la audiencia?
Para este conciudadano y para todos los que me lean, paso a explicar, desde sus raíces, el acontecer actual en la frontera entre Gaza e Israel y, luego de leerme, espero comprendan la perversidad que encierra el demencial actuar de Hamás para con su pueblo. Aclaro que de antemano, esto a mí no me sorprende ya que es su permanente actitud, lamentablemente, amparado por los Organismos Internacionales, los gobiernos que los integran y los malos periodistas, que olvidan su compromiso con la verdad, por el motivo que sea. El cinismo, la hipocresía y la mentira, nunca podrán ser avaladas por nosotros.
Sabemos que Hamás y sus dirigentes, tiene algunas facultades que los transforma en líderes mundiales en esas categorías. Corrupción, dilapidación de fondos públicos y la búsqueda de métodos que logren el asesinato impune de judíos, es sin lugar a dudas, lo más destacado.
Durante años, estuvieron bombardeando a civiles israelíes, contando con el respaldo mundial, que aplaude a los agresores y condena a las víctimas. Llegó un momento en que vieron que la “Cúpula de Hierro” y otros métodos defensivos israelíes, frustraban mayoritariamente sus disparos de cohetes y morteros, por lo que crearon los “acuchillamientos” a transeúntes civiles inocentes.
Nuevamente tuvieron el respaldo casi unánime del “mundo civilizado” hasta que los terroristas radicados en esos países, los imitaron. Los gobiernos europeos, no tuvieron ningún reparo en condenar a Israel, por defenderse, pero calificar de terroristas y castigarlos como tales, a los que actuaban en sus propios territorios. Lo mismo se dio con la modalidad de envestir a peatones, conduciendo un auto o camión, asesinando al máximo de inocentes
Pero Hamás necesitaba crear algo nuevo. Algo exclusivo de ellos y que, sin lugar a dudas, absolutamente ningún gobierno en el mundo, toleraría. Así, desde hace aproximadamente un mes atrás, empezaron a organizar la movilización de 30 mil palestinos, incluyendo familias completas, a la frontera entre la Franja de Gaza e Israel, eligiendo como puntos de encuentro, lugares en que esta frontera estuviera señalizada sólo por rejas divisorias, frágiles y que permitan ver de un lugar a otro.
De inmediato, Israel les hizo ver el peligro de tan temeraria acción, ya que expondrían a civiles indefensos, a peligros imposibles de cuantificar ya que, como resulta lógico, Israel no podía permitir bajo ninguna circunstancia, la violación de su territorio. ¿Creen ustedes, mis estimados lectores, que algún gobierno podría tolerar tal provocación?
Llegado el viernes 30 de Marzo, día del inicio de las fiestas de Pesaj, para los judíos y de Semana Santa, para los cristianos, Hamás, que es el gobierno de la Franja de Gaza, reúne a 30 mil palestinos, familias enteras, abuelos, hijos, nietos, hombres, mujeres, ancianos, niños y bebes de pecho, para que acampen a metros de la Frontera con Israel y, el viernes, para que avancen a la cerca divisoria, para que ingresen a territorio israelí.
¿Logran cuantificar la perversidad de los dirigentes de Hamás de ordenar a familias completas, emprender rumbo a una frontera enemiga, con soldados ampliamente capacitados para defender su patria?
Hemos visto en las fotos difundidas por los propios palestinos, como en primera fila, eran niños los que vociferaban y lanzaban piedras contra los soldados israelíes. Detrás de ellos, venía “el pueblo” hombres y mujeres, disparando piedras, bombas molotov, neumáticos encendidos e, infiltrados entre ellos, integrantes de Hamás y la Yihad Islámica, premunidos de fusiles y ametralladoras, con las cuales disparaban contra los soldados israelíes.
Igualmente, los videos palestinos, muestran como “civiles” se acercan a la maya divisoria, tratando de instalar artefactos explosivos, con el claro objeto de destruirla, permitiendo que esa muchedumbre de 30 mil personas, irrumpieran en territorio israelí.
¿Podría alguien suponer que eso podría haber sido aceptado por Israel? ¿Algún gobierno en el mundo, podría haberlo permitido? ¿Algún otro gobierno sometería a su propio pueblo a tan atroz prueba?
¿Se imaginan lo que habría pasado si estos despiadados terroristas hubieran podido cumplir sus siniestros propósitos y una muchedumbre de tal magnitud, hubiera ingresado a Israel? ¿Cuántos miles de palestinos habrían perdido la vida? Demos gracias a Dios que, por el momento, han fracasado en sus siniestros propósitos.
Veamos a continuación, como ha actuado hasta ahora, el ejército israelí. Con 100 francotiradores, permanentes y debidamente anunciados, se ha preocupado de eliminar sólo a los que llegan a la reja divisoria, con artefactos explosivos y a quienes, escondidos entre civiles, están premunidos de armas largas de fuego y, el neutralizarlos, no representa un peligro para el resto de los manifestantes.
¿Me pueden decir ustedes, que otro ejército, que no sea el israelí, imbuido de una moral inquebrantable y un adiestramiento ejemplar, habría logrado que ante un panorama como el ya descrito y abalado por las fotos y videos palestinos, el número de muertos, fuera de tan sólo 16 personas, todos ellos entre 18 y 34 años, sin que incremente la lista, ningún niño, pese a ocupar en todo momento, la primera fila de palestinos. Igualmente, ninguna mujer engrosa la lista.
Israel ya identificó a 10 de los muertos, todos ellos, integrantes de Hamás o la Yihad Islámica camuflados entre los civiles ya que los terroristas no usan uniformes distintivos. Hoy, lunes 2 de Abril, la Yihad Islámica anunció que Faris al Raqib, integrante de las gloriosas Brigadas Al Quds, había pasado a ser la 17 víctima, al no resistir las heridas sufridas. Con eso, tenemos 11 muertos terroristas de un total de 17 fallecidos. Hamás enfrenta graves problemas en la Franja: su intento de acuerdo con la AP aún no fructifica y, por añadidura, la Yihad Islámica, cada día cobra más fuerza, lógico en su detrimento. Ante esto, cualquier acto demencial, será para ellos justificado.
Hamás necesita urgentemente, que las víctimas palestinas sumen cientos y, si es posible, miles. Niños, guaguas, mujeres embarazadas, todo vale para ellos. El sábado, una niña de 7 años, quedó sola en el espacio entre la muchedumbre palestina y el ejército israelí. El padre, la forzó a llegar a la cerca. Los soldados israelíes le ordenaron volver a su padre y ella, en su inocencia infantil, obedeció. Ayer domingo, los palestinos mostraron a un padre gritando a los soldados israelíes que mataran a su hijo de tan sólo 4 años. El infante llegó hasta donde un grupo de soldados israelíes lo esperaron. Uno de ellos, lo saludó y le dio la mano y lo mandó de vuelta con su padre. Este acto tan repugnante a la mente humana, causó tal impacto, que el Primer Ministro Netanyahu, se dirigió al mundo, pidiendo su intervención para parar tan demencial actuar. Se comprende que los líderes de Europa están tan ocupados condenando a Israel, que no tienen tiempo de pedir nada a Hamás y sus seguidores.
Son numerosos los estadistas que llaman a las partes a tener prudencia, tomar las cosas con moderación y, a Israel, a no aplicar la “fuerza desmedida”. A ninguno de ellos, lo he escuchado pedir algo tan sencillo como es solicitar a Hamás pare su provocación y retire a sus 30 mil palestinos del lugar y vuelvan a sus hogares y vida normal.
Leía en “Noticias de Israel” que Yahya Sinwar, uno de los más importantes líderes actuales de Hamás, había declarado “los desempleados que no tienen trabajo en Gaza han encontrado trabajo en sus fronteras, quemar equipos y disparar desde la distancia” Ese es uno de los más suaves llamados que formula Hamás a la “marcha pacífica” por “el día del retorno”
Sufro cada vez que tengo que comentar sobre la muerte de un ser humano, sin importar su raza, religión o nacionalidad ni idea política. Mi mente se paraliza, al pensar lo que puede estar sucediendo mientras escribo este comentario, o mañana o pasado, ya que “el día” al cual ha convocado Hamás, durará hasta el 15 de Mayo.
Lamentablemente, lo que pueda acontecer en tan tenebrosos 45 días, nuevamente será culpa de Israel y nadie se acordará de cómo Hamás, imagen fiel de la perfidia y la maldad inimaginable, saldrá triunfante, habiendo logrado echar a andar, a máquina forzada, su fábrica de mártires.
Espero que, como mínimo, los que me hayan leído, estén en condiciones de distinguir y, aun cuando sé que es pedir casi un milagro, se atrevieran a alzar su voz y proclamar al mundo, la verdad, la realidad y la crudeza de lo que representa el actuar de Hamás, aun cuando es difícil describir en palabras, hasta donde llega su falta de moral y odio a su propio pueblo.

David ben Jaim


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay