Encendido de Velas

Domingo 23/09
Sucot

  • Montevideo: 18:23 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy
12 de febrero de 2018

Secretos de la inteligencia israelí: Israel dejó escapar a Mengele y varias veces a Arafat y no eliminó a los asesinos de Múnich

“Rise and Kill First: The Secret History of Israel’s Targeted Assassinations”, (Levántate y mátalo primero: la historia secreta de los asesinatos selectivos) de Ronen Bergman, investigador y corresponsal del israelí Yediot Aharonot, es una crónica, en su propias palabras, “de una larga serie de impresionantes éxitos tácticos, pero también desastrosos fracasos estratégicos”.

El título es tomado del Talmud, que advierte que “Si alguien viene a matarte, levántate y mátalo primero”.

El pequeño Israel, acosado por los intentos árabes de destrucción y la amenaza perpetua del terrorismo, desarrolló un ejército altamente efectivo, posiblemente la mejor agencia de inteligencia del mundo, y, a su vez, “la máquina de asesinatos selectivos más robusta y racionalizada de la historia“.

En numerosas ocasiones, fue la matanza selectiva de enemigos poderosos “lo que salvó a Israel de crisis muy graves”. La comunidad de inteligencia de Israel y sus amos políticos, de hecho, han confiado en estos ataques y en un gran poder disuasivo, creado para evitar enfrentamientos bélicos y grandes guerras- o al menos para ampliar las brechas entre ellos.

Le tomó a Ronen Bergman ocho años, 1000 entrevistas y un singular don de convencimiento para reunir y analizar miles de documentos que le fueron entregados para su análisis y que revelan 2,700 asesinatos selectivos de enemigos de Israel y del Pueblo Judío.

La siguiente información fue extraído de una entrevista de David Horovitz, editor en jefe y fundador del Times of Israel, a Bergman.

MITOS Y REALIDADES

MITO 1: Israel eliminó a los responsables de Múnich

La versión que declara que Israel rastreó y asesinó a todas las personas responsables de la masacre de Múnich es un mito.

Israel no eliminó a los terroristas sobrevivientes de la masacre de Múnich (en el cual 11 atletas israelíes fueron asesinados). Las personas que fueron asesinadas no tenían ninguna conexión con Múnich en absoluto.

De hecho, según Wikipedia, el relato que dice que Israel cazó a los terroristas sobrevivientes fue cuestionado en un libro por Aaron Klein, quien afirma que Al-Gashey murió de insuficiencia cardíaca en la década de 1970, y que Safady fue asesinado por falangistas cristianos en el Líbano a principios de la década de 1980. Sin embargo, en julio de 2005, el veterano de la OLP Tawfiq Tirawi le dijo a Klein que Safady, a quien Tirawi consideraba un amigo cercano, estaba “tan vivo como usted”.

Se supo que el tercer pistolero superviviente, Jamal Al-Gashey, estaba vivo desde 1999, escondiéndose en el norte de África o en Siria.

MITO 2-Israel estuvo cazando nazis

El 23 de julio de 1962, Rafi Eitan y Zvi Aharoni observaron a(l médico nazi Josef) Mengele saliendo de su granja (en Brasil) con algunos guardaespaldas. Y pensaron, está bien, aquí está la operación Eichmann una vez más. Pensaron que lo iban a secuestrar; por supuesto, tendrían que preparar la operación, no podrían hacerlo en el acto. Pero ese día, Nasser puso a prueba unos misiles supuestamente fabricados por científicos nazis, y fueron llamados de vuelta al Medio Oriente.

Después de eso, Harel se fue, y Meir Amit tomó una postura muy diferente desde 1963, cuando se hizo cargo del Mossad, hasta 1977: todos los jefes del Mossad y todos los primeros ministros israelíes convirtieron a los criminales de guerra nazis en la prioridad más baja.

Hubo una excepción: Herberts Cukurs, un criminal de guerra letón que fue asesinado en Uruguay, pero esta fue una excepción por algunos motivos personales: había matado a miembros de la familia del (jefe de inteligencia militar de las FDI) Aharon Yariv, y Meir Amit era un amigo cercano de Yariv. Estaban sentados en una habitación, y alguien estaba leyendo los nombres de los criminales de guerra nazis que estaban buscando y se leyó el nombre de Cukurs, y se escuchó un golpe: Yariv se había desmayado y caído hacia atrás al oír el nombre. Cukurs había quemado a gran parte de su familia, así que esto fue como hacer algo por un amigo.

Pero además de eso, hicieron que perseguir a los criminales de guerra nazis tuviera la menor prioridad posible.

De hecho, llamaron a casa a alguien que había rastreado a Mengele nuevamente, en 1968, porque tenían miedo de llevar a cabo una operación deshonesta. Sabían que esta persona conocía a algunos de los gemelos con los que Mengele había experimentado y tenía una conexión personal.

Eso solo cambió en 1977, cuando Menachem Begin se convirtió en primer ministro y vio que el Mossad era extremadamente reacio a tratar con criminales nazis. Él dictó una decisión secreta para el Gabinete de Seguridad, que el Mossad buscará al menos a Martin Bormann (que había estado muerto desde 1945) y Mengele, pero ya era demasiado tarde. Cuando se reagruparon y comenzaron a investigar eso, Mengele ya estaba muerto. Habían estado persiguiendo a su fantasma por 10 años.

Quisieron actuar pero Meir Amit dijo: Prefiero lidiar con las amenazas del presente que con los fantasmas del pasado. Y estaba claro que estos nazis no representaban ninguna amenaza.

Sin embargo, Mike Harari, el antiguo jefe de operaciones del Mossad, me dijo: Escucha, en retrospectiva, creo que fuimos unos idiotas. Podíamos haber capturado más de ellos. La seguridad en Sudamérica era muy ligera. Hablaba en particular sobre Klaus Barbie; canceló una operación para matar a Barbie porque no estaba satisfecho con el plan de escape.

En términos generales, la inteligencia israelí no cazó criminales de guerra nazis.

LOS LÍDERES

MIKE HARARI

Harari construyó la división Cesarea (división de operaciones del Mossad) nuevamente después de una serie de catástrofes (incluyendo) a Ben Barka (y las exposiciones de) Eli Cohen (en Siria) y Wolfgang Lotz (en Egipto). La forma en que lo reconstruyó, las cosas que subrayó, subrayan que el mundo real de las operaciones de inteligencia no es más o menos interesante que una película de James Bond, es completamente diferente.

Es menos importante saltar desde los techos y disparar; lo más importante es la historia de portada. Construyeron un mundo de compañías de paja; hay una infraestructura de portada construida por Harari en los años 60 que todavía sirve al Mossad hoy. Mike dijo: No necesitamos errores. Porque cada error, como Eli Cohen, es una catástrofe para todo el país.

MEÍR DAGÁN

Dagán fue jefe del Mossad del 2002 al 2011.

Mantuvo una fotografía en su oficina de un hombre barbudo con un chal de oración, arrodillado frente a las tropas alemanas. Cada vez que los agentes del Mossad estaban a punto de llevar a cabo una misión particularmente delicada, los invitaba a su oficina y les explicaba que el hombre de la imagen era su abuelo, poco antes de que los nazis lo asesinaran. “La mayoría de los judíos en el Holocausto murieron sin luchar“, dijo Dagan a Bergman. “Nunca debemos volver a llegar a esa situación, arrodillados, sin la capacidad de luchar por nuestras vidas”.

Dijo: “Si un soldado es asesinado en Jenin, es un desastre horrible para su familia, es el final de sus vidas, pero no es un desastre para el Estado de Israel”. Si un agente del Mossad es atrapado en territorio enemigo, es un gran desastre y cae directamente sobre la cabeza del primer ministro”.

“Iremos a la guerra, sólo cuando tengamos la espada sobre el cuello“.

Bergman escribe: “Sharon dijo. “Ronen, creo que Dagan es la persona para restaurar el Mossad a su antigua gloria”.

“Pregunté por qué, y esperaba que respondiera con alguna broma macabra, como a él le gustaba hacer. Sharon respondió: La especialidad de Meir es separar al terrorista de su cabeza“.

ARIEL SHARON

En 20o2, lo que causó el mayor daño fueron los terroristas suicidas. Y lo que salvó a Israel fueron las decisiones de Ariel Sharon y la política de la comunidad de inteligencia israelí, que se basó principalmente en asesinatos selectivos.

“Recuerdo haber estado en Shenkin Street (en Tel Aviv) en el espantoso marzo de 2002, en la cumbre de las matanzas, incluida la del Park City (el atentado suicida de la noche de Pascua judía en Netanya). Estuve con un general israelí. No había nadie en las calles. Tel Aviv era un pueblo fantasma. Le dije: tienes que hacer algo. No era solo una cuestión de víctimas, muerte, pena y sangre. Paralizó el país por completo. El estado estaba al borde de la bancarrota” dice Bergman.

“¿A quien se debía ejecutar? No a los terroristas suicidas. Hamás se jactó de que tenía más voluntarios que cinturones suicidas. (La política era) matar a la gente de arriba (en la jerarquía de los grupos terroristas). Y se hizo evidente que en todas las organizaciones combinadas -Hamas, Fatah, Tanzim y demás- había un total de 700 personas. Era una gran cantidad, pero no tan grande. Y llegaron a la conclusión de que no era necesario matar a todos en ese nivel; era suficiente matar o dañar al 25% para paralizar la organización”.

“Sharon aceptó la recomendación del Shin Bet de comenzar los asesinatos selectivos. Recuerde dónde estábamos: esto fue antes de que EE. UU. Se comenzó a usar asesinatos selectivos después del 11 de septiembre. Era considerado un crimen de guerra. Nadie lo hizo .Había todo el significado internacional, judicial, moral”.

Sharon lo hizo.

Sharon les dijo a sus ayudantes que quería poner en línea un video filmado por la inteligencia rumana, en el que se ve a Arafat teniendo sexo con sus guardaespaldas, para avergonzarlo. Abandonó esa idea porque Arafat se metió en un lío mintiéndole al presidente Bush en el asunto Karine A (envío de armas). Israel demostró a Bush que Arafat era un mentiroso, y Bush ya no le creyó; declaró que los palestinos tendrían que elegir un nuevo líder.

LO QUE NO ACLARA EL LIBRO: ¿ACASO ISRAEL ELIMINÓ A ARAFAT?

Fuente: enlacejudío.com


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay