Encendido de Velas

Sábado 26/05
Naso

  • Montevideo: 18:24 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy
9 de febrero de 2018

Picasso vendido por un judío huyendo de los nazis no será recuperado por sus dueños

La demanda es una de las muchas que buscan reclamar el arte tomado o vendido después de que Adolf Hitler tomó el poder en Alemania en 1933

Una jueza estadounidense desestimó una demanda del Museo Metropolitano de Arte de Manhattan (Met) que busca el retorno de una obra maestra de Pablo Picasso que un empresario judío alemán supuestamente se vio obligado a vender a bajo precio para financiar un escape de los nazis y el fascismo.

La jueza federal de distrito Loretta Preska en Manhattan dijo el miércoles que la bisabuela de Paul Leffmann, una vez fue propietaria de The Actor, no podía demostrar bajo las leyes de Nueva York que vendió la pintura bajo “coacción”, justificando el retorno de la obra a su familia.

La bisabuela, Laurel Zuckerman, que supervisa la propiedad de la esposa de Leffmann, Alice, había buscado alternativamente más de $ 100 millones en daños y perjuicios por The Actor, del Período Rosa de Picasso en 1904 y 1905.

Lawrence Kaye, abogado de Zuckerman, no hizo comentarios inmediatos sobre la decisión de 50 páginas de Preska. El museo tampoco hizo comentarios inmediatos.

La demanda es una de las muchas que buscan reclamar el arte tomado o vendido después de que Adolf Hitler tomó el poder en Alemania en 1933.

Dijo que los Leffmann huyeron de Alemania para Italia en 1937, y al año siguiente Paul Leffmann vendió The Actor a dos marchantes de arte por $ 12,000 para financiar un escape a Suiza del régimen fascista de Benito Mussolini, un aliado de Hitler.

El Met adquirió The Actor en una donación de 1952, pero no reconoció la propiedad de Leffmann hasta 2011, después de décadas de catalogación incorrecta, según la demanda.

Zuckerman dijo que las circunstancias de la venta de 1938 significaron que su familia nunca perdió el título. El Met expresó su simpatía por la difícil situación de los Leffmann, pero dijo que Paul Leffmann vendió The Actor a un precio justo y no a causa de la persecución.

Preska concluyó que la transacción de 1938 “ocurrió entre particulares, no bajo el mando de los gobiernos fascista o nazi”, y no a causa de una “amenaza injusta” por parte de los compradores despojando el libre albedrío de Leffmann.

“Aunque los Leffmann sintieron presión económica durante circunstancias innegablemente horrorosas de los regímenes nazi y fascista“, escribió Preska, “esa presión, cuando no es causada por las contrapartes de la transacción (o el acusado) donde se alega la coacción, es insuficiente para demostrar coacción respecto a la transacción“.

El Actor representa a una figura masculina alta y demacrada gesticulando con su mano derecha. El Met lo llama una obra “simple pero inquietante” que anuncia el movimiento de Picasso hacia “el mundo teatral de acróbatas y saltimbanques”.

En enero de 2010, una estudiante de arte perdió el equilibrio y cayó encima del cuadro. La rotura resultante de seis pulgadas (15 cm) fue reparada.

El caso es Zuckerman v Metropolitan Museum of Art, US District Court, Distrito Sur de Nueva York, No. 16-07665.

Fuente: The Jerusalem Post – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay