Encendido de Velas

Viernes 16/11
Vaietzé

  • Montevideo: 19:11 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy

Anna Donner Rybak

Nació en Montevideo el 21 de setiembre de 1966. En 1993 se recibió de Analista de Sistemas. Desde 1990 hasta 1996 fue docente en la Universidad del Trabajo del Uruguay de las materias Programación de Sistemas y Lógica. En 2011 fue columnista de la revista "Mundo Latino" publicada en Israel. En 2012 publicó su primer novela en papel en Uruguay; "La Judía de Montevideo".

12 de enero de 2018

Chicos son discriminados en un hostel en Valizas

—Esto no puede estar pasando —me digo. ¿Es una pesadilla y pronto despertaré? No, estoy despierta. Es tan real como el aire que respiro. Muchos hitos vienen sucediendo y me cuesta aceptar que no son hechos aislados ni “loquitos sueltos”, sino que está renaciendo tal cual ave fénix un monstruo de color negro y mil tentáculos.

¿Será que algún día me veré asfixiada por él igual que mis antepasados en Polonia? —No es posible —me digo —ya no pasan esas cosas. Sin embargo, la hermana de mi abuela no quiso abandonar Polonia porque se dijo “no pasan esas cosas”… tenían un aserradero, un monte y no irían a dejar todo por un temor infundado. Tan infundado que desaparecieron en el fondo del más negro de los infiernos. Antes les decían “Judíos”. —Fuera Judíos. —Prohibida la entrada a Judíos. Ahora dicen —No había visto que eran de Israel. Soy muy contrario a las políticas de su país. No son bienvenidos en mi casa. Antes nos insultaban diciéndonos “judíos”. Hoy nos insultan diciéndonos “sionistas” o “de Israel”. Que en este país, Uruguay, prohíban la entrada a un judío (escudándose en la deleznable excusa de que son israelíes) es un hecho grave y alarmante. El antisemitismo se ha quitado todas sus caretas. En la segunda mitad del siglo XX hubiera sido inconcebible y condenado algo similar. Pero son “tiempos modernos” donde todo está permitido. Bajo el lema de la “Inclusión” (una discriminación por “la positiva”) se bregan por los “derechos” de las mujeres mediante la violencia. Cada palabra es pasible de ser censurada. No se puede decir negro, hay que decir “afrodescendiente”. No se puede decir judío, hay que decir “sionista”. Vemos en esta lógica perversa, que se intenta tapar lo más perverso del alma humana, que es el racismo. Estoy despierta, en Uruguay, y soy judía.


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Tweets de interés

    Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay