Encendido de Velas

Viernes 15/12
Mikeitz

  • Montevideo: 19:37 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy

Ana Jerozolimski | Conocer más

Uruguaya-israelí , casada, tres hijos.
Radicada en Israel desde 1979.
BA en Relaciones Internacionales de la Universidad Hebrea de Jerusalem.
Cursó también estudios de Medio Oriente e Islam.
Dedicada al periodismo desde hace unos 25 años.

3 de diciembre de 2017

Credenciales Historicas

Difícilmente podía hallarse una mejor fecha que ayer 29 de noviembre, para que el viejo-nuevo Embajador de Uruguay en Israel Bernardo Greiver presente credenciales al Presidente de Israel Reuven Rivlin.

No simplemente porque era un día de fiesta para Israel al cumplirse 70 años de la histórica resolución en la ONU que recomendó la creación de un Estado judío sino porque sin Uruguay, probablemente el resultado de aquella votación habría sido otro. Es más: uno de los redactores de aquella resolución 181 de la Asamblea General, fue nada más ni nada menos que el entonces Embajador uruguayo Enrique Rodríguez Fabregat, que hizo mucho más que levantar su mano por el "sí".

Al recibir ayer las credenciales de manos del Embajador Greiver en la residencia oficial, Beit HaNasí, el Presidente Reuven Rivlin no pasó por alto el simbolismo de la ocasión.
"Usted está hoy aquí en un día muy especial. No podemos olvidar al singular Embajador uruguayo en las Naciones Unidas en 1947, el Embajador Rodríguez Fabregat", le dijo. Y agregó, refiriéndose a la delegación uruguaya de visita esta semana en Israel: "Sé que su ex Presidente (Lacalle) y el hijo de Fabregat, están hoy aquí, justamente mientras celebramos la resolución de la ONU de reconocer la necesidad y el derecho moral del pueblo judío de retornar a su patria ancestral".
Rivlin también habló de otros aspectos de la relación cercana entre ambos pueblos y hasta recordó que el Presidente Dr. Tabaré Vázquez obtuvo un posgrado en el Instituto Científico Weizmann de Rejovot.
El Embajador Greiver agradeció al Presidente Rivlin, concordando con él acerca de lo simbólico del día en que le tocó presentar credenciales y recalcando que en efecto "hace 70 años, Uruguay no simplemente votó a favor de la resolución sino que su representante permanente ante las Naciones Unidas fue quien redactó el texto aprobado". Greiver también se refirió a la larga historia de relaciones diplomáticas entre Israel y Uruguay, a la amplia variedad de áreas de cooperación en la actualidad, destacando la importancia del acuerdo de Libre Comercio entre Israel y el Mercosur. El primer país que lo ratificó, años atrás, fue Uruguay.
Cabe recordar que él mismo, como embajador en su anterior período en Israel hasta el 2015, aportó considerablemente al estrechamiento de dichas relaciones en lo comercial, económico y cultural, al igual que su sucesor Néstor Alejandro Rosa, que finalizó recientemente su misión en el país y retornó a la Cancillería en Montevideo. Justamente en estos días se cumple un año de la importante visita del Ministro de Relaciones Exteriores Rodolfo Nin Novoa a Israel, que a ojos del Embajador Rosa, junto a la visita meses después de la Ministra de Industria, Energía y Minería Ing. Carolina Cosse, fueron elementos políticos claves en la excelente relación bilateral.

Según informaron directamente desde la oficina del Presidente Rivlin, en la conversación mantenida tras la presentación de credenciales, el Embajador Greiver manifestó su esperanza de que sean reanudadas próximamente las negociaciones de paz entre Israel y los palestinos, a lo cual Rivlin respondió que los palestinos parecían aún no reconocer el derecho de Israel a existir y que era imperioso reconstruir la confianza entre las partes.

Es ineludible ser reiterativos.
Para los uruguayos judíos, el 29 de noviembre es una fecha que inspira doble orgullo. Como uruguayos, por el papel jugado por nuestro país a favor de la creación de Israel, una causa abrazada como justa por los demócratas de distintos partidos. Como judíos, por el significado histórico de la construcción del Estado judío en su tierra ancestral.
Al mismo tiempo, es una fecha difícil, en la que quedó claro de antemano que el camino por el cual el Estado de Israel independiente tendría que marchar, sería difícil y estaría marcado por el dolor. El mundo árabe rechazó en forma unánime la resolución de partición. Optó por el "todo o nada" con tal de garantizar que no sea creado el Estado de Israel. Dio el "no" a la partición, se lanzó a una cruenta guerra contra Israel apenas fue declarada su independencia y prometió lo peor.
Azaam Pachá, Secretario General de la Liga Arabe, anunció que "esta será una guerra de exterminio, una terrible matanza, comparable a los estragos de los mongoles y a las Cruzadas.» El mundo árabe todo hablaba en términos de destrucción, erradicación, desaparición de la entidad judía que estaba naciendo.
Nada tenía que ver eso con los palestinos. Nadie quiso luchar por ellos y en su favor. Si lo hubieran hecho, los árabes de Palestina estarían celebrando dentro de pocos meses 70 años de independencia, así como lo estará haciendo el Estado de Israel creado por los judíos de Palestina que supieron decir que "sí" a pesar del territorio pequeño e infértil que le daba la resolución internacional.
Ojalá no sea tarde para que el mundo árabe sepa rectificar sus errores.
Mientras tanto, en un día de fiesta, nos permitimos concentrarnos en eso...en aquel día histórico y emocionante en la Asamblea General de la ONU cuya grabación ha circulado desde entonces infinidad de veces y tocado oídos y corazones.

"Afganistan..no. Argentina...Argentina...abstains...Australia...Yes.", comienza el cómputo en inglés de votos aquel 29 de noviembre de 1947 en la voz del brasileño Oswaldo Aranha, Presidente de la Asamblea General. Pasa uno por uno los nombres de los 56 países participantes en la votación que terminó con 33 votos a favor, 13 en contra y 10 abstenciones. Y muy cerca del final, cuatro antes de Yugoslavia, el último, llega el turno más importante para nosotros. "Uruguay", dijo Aranha. "Yes", respondió sin titubeos el Embajador Enrique Rodríguez Fabregat.
Gracias . Gracias nuevamente. Como judíos. Y como uruguayos.

fuente: Montevideo Portal


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay