Encendido de Velas

Viernes 24/11
Vayeitzei

  • Montevideo: 19:19 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy

Eduardo Kohn

Dr.en Diplomacia,egresado de Facultad de Derecho de UDELAR. Director de B'nai B'rith para América Latina.

28 de setiembre de 2017

LA FUERZA DE LA PALABRA

Por medio de la palabra, nos comunicamos. La palabra es la esencia central para conocer y saber.

La palabra puede construir y destruir. Puede convocar a la paz y puede crear una guerra.

La responsabilidad en el uso de la palabra hace a la historia de la humanidad.

La palabra en manos de los que tienen el poder de destruir el planeta casi por completo es un arma letal que ha sido utilizada por los monstruos humanos que han provocado infinito dolor en los siglos transcurridos, y hoy siguen estando entre nosotros los que, con más poder que nunca por las posibilidades destructivas a su alcance,juegan con la palabra desde su insanía y su vesanía, aunadas en los desvaríos que hacen del mundo un lugar donde el desequilibrio parece ganar el terreno mayor.

Pero al llegar Iom Kipur, la palabra en posesión de los simples mortales que creemos en ella como construcción, la usamos para decir anhelos y reflexiones.

Sabemos que con palabras que quizás parezcan triviales en su texto y su contexto, hemos sido capaces de herir, lastimar,avasallar incluso con tonos de soberbia.

Es la misma palabra la que puede perdonar semejantes actos cotidianos que construyen el universo que nos rodea de familia, amigos, trabajo,y utilizarla para intentar perdonarnos. Pero no nos podremos perdonar sin la convicción de que el objetivo es construir y no destruir, y sin asumir que como humanos podremos volver a caer en el uso de la palabra como pecado. Pero deberemos levantarnos de nuevo y reconocer. Reconocer al otro y buscar donde está la luz en el camino de la vida.

Si la palabra fuera utilizada siempre como herramienta de edificación, viviríamos en un mundo con más valores positivos, más luz,más fraternidad, más justicia. Pero eso es anhelo, el sueño por el que hay que luchar,el objetivo que hay que marcarse día a día.

Mientras, en la cotidianeidad,mirémonos en nuestro espejo, y comprometámonos a hacer de la palabra la gran herramienta de la convivencia y de la paz, la paz interior, la paz del hogar, la paz de nuestro pueblo. Démosle a la palabra el uso que humanamente podemos y está a nuestro alcance, usémosla para perdonarnos y perdonar,y recomencemos,inscriptos en el Libro de la Vida,un tiempo que siempre debemos querer que sea mejor.

GMAR JATIMA TOVA


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay