Encendido de Velas

Viernes 15/12
Mikeitz

  • Montevideo: 19:37 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy

Ana Jerozolimski | Conocer más

Uruguaya-israelí , casada, tres hijos.
Radicada en Israel desde 1979.
BA en Relaciones Internacionales de la Universidad Hebrea de Jerusalem.
Cursó también estudios de Medio Oriente e Islam.
Dedicada al periodismo desde hace unos 25 años.

24 de agosto de 2017

Algunos no pueden con su genio

No es cuestión simplemente de ser políticamente correctos sino de no faltar a la verdad: el que terroristas islamistas hayan cometido una nueva matanza, esta vez en Barcelona, no significa que todos los musulmanes sean terroristas ni que todos apoyen el atentado.

No sería justo verlo así.
Eso no quita por cierto lo lógico de esperar que haya pronunciamientos tajantes y claros de parte de instituciones y figuras islámicas, en contra del terrorismo en general y del último atentado en las Ramblas en particular. ¿Por qué? No porque la culpa recaiga sobre cada musulmán sino porque quienes matan en nombre de Alá, afirman que ellos son los representantes del Islam y que defienden sus verdaderos valores. No es en nombre de una agenda localista que actúan sino afirmando que defienden con ello el legado de Mahoma . Pues es importante oir a los musulmanes diciendo "no, esa es una interpretación extremista, eso no es el Islam en el que creemos".
Pero eso va más allá de la distinción entre el Islam y el terrorismo que cabe suponer los buenos fieles musulmanes deben ser los primeros interesados en destacar. En realidad, hay una consideración más práctica al esperar una condena categórica e inequívoca de parte de los musulmanes: la necesidad de que ellos vomiten y expulsen a los extremistas que crecen en su seno.
Pues en los últimos días en diferentes partes de Cataluña se vieron diferentes pronunciamientos de parte de musulmanes, en los que condenaron a los terroristas de las Ramblas, recalcando "no mataron en nuestro nombre". Es importante. Debe ser destacado.
Decenas de miembros de la comunidad musulmana de Barcelona se manifestaron al grito de "somos musulmanes, no somos terroristas", en un encuentro promovido por el Centro Cultural Islámico Catalán. Imaginamos lo que sienten los musulmanes de buena fe cuando alguien comete una barbaridad asesina manchándolos también a ellos. Y la otra cara de la moneda, preocupa también mensajes como el que algún islamófobo dejó en la puerta de una mezquita en la localidad de Montblanc: "vais a morir" y "putos moros".
Lo que nos preguntamos es por qué, al final, en medio de las manifestaciones supuestamente dignas en contra del terrorismo, salen también aquellos que no logran ocultar (bueno, no lo intentan, que es otra cosa), su odio antisemita y anti israelí. Así fue en plena marcha de musulmanes catalanes por las Ramblas el domingo 20 de agosto, tal cual se vio luego en el Telediario de la Televisión Española. En un enorme cartel escrito en inglés decía"Not in our name". Y en uno de los costados aparecía la basura que arruinaba todo. ISIS, decía escrito verticalmente. Y de cada letra salía hacia el costado una palabra, como descifrando la sigla: Israel Security Intelligence Service.

Los horrores de ISIS les han venido bien a los antisemitas llenos de odio hacia Israel porque a la sombra de las barbaridades que cometen los "soldados del Califato Islámico", el mundo olvida las suyas . Como si el extremismo de otros fundamentalistas musulmanes fuera pacífico e inofensivo. No, el que no degüellen por las calles ante las cámaras, como ISIS, no los convierte en ángeles.
Damos crédito a la enorme mayoría de los musulmanes que se manifestó contra los atentados. Es más: estamos convencidos de que comprenden que eso es un horror para cualquier ser humano normal que desea vivir. Y cabe suponer que si están en España, es porque en algún momento, ellos o sus padres comprendieron que en allí vivirían mejor que en sus países de origen, donde no reina la libertad y el respeto al ciudadano.
Pero entre ellos, entre los musulmanes que marcharon de buena fe condenando auténticamente el terrorismo, estaban otros a los que no les creemos nada. No les creemos ni a los escribieron el cartel, ni a los que lo cargaron ni a los que lo vieron y no hicieron nada. No les creemos porque al intentar asociar a Israel en la imagen y percepción pública, con los sanguinarios terroristas, se están poniendo del lado de la mentira y la violencia, por más que condenen la matanza en las Ramblas.

Y eso es más intolerable aún, al recordar cuánta sangre ha sido derramada en Israel por el mismo tipo de terrorismo asesino. Y cuánto Israel estuvo dispuesto siempre a compartir de su experiencia con otros, para ayudarlos a lidiar con el flagelo. Y cuánta solidaridad se expresa siempre desde Israel apenas en otra parte del mundo se sufre un atentado. Su prensa no habla de "presuntos" terroristas abatidos. Los condena sin dudar. Y suele no recibir comprensión en la misma moneda.

Con todo eso de fondo, resulta más insoportable aún ver esa imagen de la manifestación musulmana por las Ramblas, aprovechando el momento para tirar más veneno sobre Israel. Es increíble...No hay lo que hacer... Algunos no pueden con su genio.

Fuente: Montevideo Portal


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay