Velas de Shabat

Viernes 28/04
Tazria-Metzora

  • Montevideo: 17:47 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy
16 de febrero de 2017

Solución de dos estados: ¿qué dijo Trump exactamente?

por Amir Tibon

La conferencia de prensa conjunta de Donald Trump y Benjamín Netanyahu este miércoles fue todo lo que esperábamos – y algo más. Fue un evento lleno de titulares, sonrisas, momentos incómodos, e incluso un poco de tensión. Para muchos de los que la vieron en vivo, la conferencia de prensa dejó una sensación de confusión que más tarde fue reforzada por las conclusiones contradictorias de varios medios de comunicación.

ESTI PELED PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – Algunos titulares dicen que Trump rompió con “décadas de política estadounidense” por supuestamente “abandonar la solución de dos estados”. Otros se concentraron en lo mucho que Trump enfatizó su deseo de lograr un acuerdo de paz en el Medio Oriente, hasta el punto de decirle directamente a Netanyahu que Israel tendrá que hacer compromisos y mostrar flexibilidad – lo sabes ¿verdad?

Estás son las cinco preguntas principales que han dominado la cobertura de la conferencia de prensa – y nuestro humilde intento de responderlas.

1. ¿Qué dijo Trump exactamente sobre la solución de dos estados?

El presidente estadounidense no mencionó la solución de dos estados en sus comentarios preparados. En cambio, habló en términos generales de un acuerdo de paz que requerirá “flexibilidad” y “compromisos” de ambas partes. Cuando se le preguntó específicamente sobre la solución de dos estados, Trump dijo que no descarta ninguna opción – un estado, dos estados o cualquier otra cosa – siempre y cuando sea aceptada por ambas partes, Israel y los palestinos. Esta respuesta estaba en línea con los recientes comentarios de varios funcionarios de la administración afirmando que Trump quiere un acuerdo de paz, y permitiría a las dos partes discutir sus términos.

Trump también dijo a Netanyahu que Israel tendrá que “frenarse un poco” en los asentamientos, lo que implica que está consciente de que hay una dimensión territorial para el conflicto israelí-palestino. Su tono y sus palabras sobre los asentamientos no fueron tan duros como los de su predecesor, Barack Obama, pero también aclaran que aquellos que esperaban un “cheque en blanco” de Trump con respecto a la construcción de asentamientos, probablemente se decepcionarán.

2. ¿Qué significa la declaración de Trump?

La respuesta a esta pregunta está abierta a varias interpretaciones. En Israel, algunos políticos y expertos de derecha celebraron abiertamente las palabras de Trump y las presentaron como un certificado oficial de muerte de la solución de dos estados. En Estados Unidos, el New York Times interpretó la apertura de Trump a una solución de un estado como la conclusión principal de la conferencia de prensa.

Otros, sin embargo, consideraron esta declaración como una afirmación de que los términos del acuerdo de paz tendrán que ser negociados por ambas partes, y Estados Unidos no las impondrá a ninguna de ellas. Cabe señalar que el primer presidente estadounidense que apoyó formalmente una solución de dos estados fue George W. Bush, y lo hizo sólo en el año 2001. Bush, y Obama, después de él, la consideraron un interés vital de su país. Aunque algunos altos funcionarios de la administración Trump – como el secretario de Defensa James Mattis – están de acuerdo con esa caracterización, parece que Trump piensa de otra manera. Su interés vital es un acuerdo de paz que involucre preferiblemente no sólo a Israel y a los palestinos, sino también a otros países árabes.

Si ese acuerdo de paz será posible sólo en el marco de una solución de dos estados, que así sea. Si hay otras maneras de conseguirlo, Trump está dispuesto a examinarlas. Lo importante para él es lograr un acuerdo que ambas partes pueden aceptar. Hasta ahora, tras décadas de negociaciones, ninguna otra fórmula ha sido aceptada por los palestinos ni por el mundo árabe. Está por verse si la declaración de Trump cambiará eso, o si en unos pocos meses, él dirá que esta es la única solución que ambas partes deben aceptar.

David Makovsky, ex negociador de paz y director del Proyecto sobre el Proceso de Paz en Oriente Medio del Washington Institute, escribió que en su opinión, la declaración de Trump sobre dos o un estado significa básicamente que “Estados Unidos no puede desear un acuerdo más que los israelíes y los palestinos”.

3. ¿Qué incluye realmente la visión de Trump para la paz?

Trump mencionó una serie de ideas en la conferencia de prensa. En primer lugar, afirmó lo obvio, que es que ambas partes tendrán que hacer concesiones y mostrar flexibilidad. Pidió a Israel frenarse en los asentamientos. En lo que respecta a los palestinos, su lenguaje fue más contundente, y dijo que deben poner fin a la incitación contra Israel, sobre todo en sus escuelas. Trump habló de “terminar con el odio” hacia israelíes y judíos. Además, dijo que deseaba lograr un acuerdo de paz regional con la participación de otros países árabes.

Una declaración clave de Trump, que no recibió mucha atención de los medios de comunicación, fue que consideraba que un acuerdo regional permitiría a Israel “mostrar más flexibilidad” de lo que ha mostrado en el pasado. Esta cita coincide con los intentos de administraciones estadounidenses anteriores -desde Clinton a Obama- de involucrar al mundo árabe en las negociaciones de paz, de modo que Israel reciba mayores beneficios diplomáticos, económicos y de seguridad en cualquier compromiso territorial. Trump no es el primer presidente estadounidense en adoptar este enfoque, pero podría ser el primero en alcanzar un acuerdo de paz.

4. ¿Acaso Netanyahu ha dejado de apoyar la solución de dos estados?

A diferencia de Trump, quien dejó un amplio margen para el debate sobre el significado de sus palabras, Netanyahu fue más claro en sus declaraciones, y dio un gran paso hacia el rechazo de la solución de dos estados, sin manifestarlo explícitamente. Netanyahu dijo que en su visión de un acuerdo de paz, Israel tendrá que mantener el control sobre todo el territorio al oeste del río Jordán. En la práctica, esto significa que el futuro Estado palestino – si es que llega a existir – permanecerá bajo control israelí, y podría afirmar que está efectivamente ocupado por Israel.

En el pasado, Netanyahu insistió públicamente en dos condiciones para la paz: el reconocimiento palestino de Israel como un Estado judío, y un Estado palestino desmilitarizado, para que no pueda atacar a Israel militarmente. Asimismo, en las últimas rondas de negociaciones exigió que Israel pueda mantener una presencia militar en el Valle del Jordán -el área que separa a los principales centros de población palestinos en Cisjordania de Jordania. Y sin embargo, con la frase “control israelí”, utilizada en la conferencia de prensa, da un paso adelante en sus demandas de seguridad.

Netanyahu también dijo que él y Abbas no coinciden sobre la definición de dos estados. De hecho, probablemente no haya ningún líder palestino que acepte llamar a una entidad palestina bajo el control militar israelí, un “Estado”. Este desacuerdo fue una de las razones principales por las que el intento de John Kerry de forjar un acuerdo de paz fracasó en 2014. Está por verse qué hará Trump, el presidente del “arte de la negociación”, ante esta situación.

5. ¿La conferencia de prensa fue buena o mala para Netanyahu?

Una vez más, depende de a quién pregunta. El júbilo de la derecha israelí ciertamente satisface las necesidades políticas de Netanyahu a largo plazo, y no hay duda de que incluso desde una perspectiva de centro-izquierda, las palabras de Trump eran música para los oídos de Netanyahu en comparación con lo que le ha dicho el presidente Obama de los últimos ocho años.

Por otro lado, el momento en el que Trump mencionó las concesiones israelíes y luego miró a Netanyahu y le preguntó: ” lo sabes ¿verdad?” – puede indicar un posible problema para un primer ministro cuya coalición depende de los partidos de derecha que se oponen a cualquier tipo compromiso con los palestinos. Una figura israelí de derecha con la que conversé agregó que el hecho de que Trump haya hablado de sólo dos alternativas -una solución de uno o dos estados- es preocupante, ya que a grandes rasgos, la derecha israelí se opone a ambas opciones y prefiere otras ideas (por ejemplo, una autonomía palestina, o un Estado palestino en Jordania).

Si Israel tiene que elegir entre dos o un estado, lo más probable es que elija la primera opción y no permita convertirse en un Estado binacional donde casi la mitad de la población está por debajo del umbral de pobreza. Trump dijo que “puede vivir” con esa realidad, pero Netanyahu probablemente no podría. Eso le impone el deber de ofrecer otras ideas – y tratar de convencer a Trump de que pueden ser aceptadas por los palestinos y el mundo árabe.

Fuente: Haaretz / Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay