Velas de Shabat

Viernes 30/06
Chukas

  • Montevideo: 17:25 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy

David ben Jaim

Nacio el 11 de Abril de 1933 en Concepción, Chile.
El año 1939 la familia se traslada a Santiago. El año 1943 se incorporo al JIS (Juventud Israelita Sefaradí) formando parte de la Directiva que en 1947 adhiere a Hanoar Hatzioní, quedando a partir de ese instante, integrado al sionismo en forma indivisible.
Sus primeros comentarios los escribio a partir de 1964 y de 1970 en adelante, se incrementan hasta llegar a ser parte de su ser.
Estos comentarios se han publicado en la casi totalidad de medios comunitarios chilenos, principalmente en El Vocero y Jadashot de la Comunidad Sefaradí.
En la actualidad, es columnista habitual del portal electrónico ANAJNU.

12 de enero de 2017

CONSEJO DE SEGURIDAD DE LAS NACIONES UNIDAS

Queridos amigos, nuevamente, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, ha votado una resolución condenando a Israel. ¿Será para alguien alguna novedad?

La condena misma, no pasa de ser un hecho rutinario, dentro de la “laboriosa y agotadora” labor que desarrolla tan inmoral y aberrante organismo internacional.
Sabemos que este y otros organismos internacionales han condenado a Israel más veces que a la totalidad de las otras naciones de este sufrido planeta, donde se supondría, dada esta actitud de tan insignes instituciones, reina la paz y tranquilidad más idílica que la historia recuerde.
Tal aberración histórica, no resiste el menor análisis y, por haberse escrito ya tanto al respecto, no los voy a latear repitiendo lo ya sabido. Hoy, vamos a destacar otros acontecimientos que son importantes y poco se ha hablado de ello.
En primer lugar, esta votación se efectúa casi simultáneamente cuando Ban Ki Moon, flamante Secretario General de la ONU daba su última conferencia de prensa en su carácter de Secretario y reconocía en forma reiterada, que la ONU y los distintos organismos internacionales, están “obsesionados” con Israel, lo que ha perjudicado las posibilidades de llegar a un acuerdo de paz entre los israelíes y los palestinos, al actuar parcialmente en sus decisiones. Tácitamente, estaba reconociendo que el organismo que él aun dirige, es inmoral, inconsecuente y falto de credibilidad.
El resultado de esta nueva aberración internacional, fue de 14 votos a favor y una abstención y esto sí que es una novedad. Barack Hussein Obama, Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, el mismo que en múltiples oportunidades, ha pretendido exigir a Netanyahu que acepte condiciones absurdas, ya que simplemente significaría el suicidio de Israel, pues su país siempre estaría apoyando y protegiendo a su más fiel y seguro aliado, el Estado de Israel, ordenó a su representante abstenerse en la votación, no ejerciendo su derecho a veto.
¿Se imaginan en qué estado de vulnerabilidad se encontraría hoy Israel si los sucesivos Primeros Ministros israelíes hubieran creído las promesas de los gobernantes americanos?
Estos día, he leído varios comentarios en que se nos anuncia que “Israel está sólo y abandonado”. Me voy a permitir discrepar de todos lo que han escrito tal enunciado. CATEGÓRICAMENTE, NO ESTAMOS SOLOS. TENEMOS DE NUESTRA PARTE, AL MEJOS CUSTODIO QUE SEA POSIBLE IMAGINAR. EFECTIVAMENTE, DIOS ESTÁ CON ISRAEL.
Es posible que muchos de mis lectores piensen que he perdido la razón y que ya no estamos en épocas en que Dios nos protegía con sus milagros.
Rápidamente, les voy a demostrar que están equivocados.
Desde siempre, grandes imperios han dominado parte del mundo. Dotados de grandes y poderosos ejércitos, han logrado sojuzgar a naciones más débiles militarmente y la mayoría de estos imperios, se han empeñado por hacer desaparecer a sus enemigos. Con todos les ha resultado, menos con el pueblo de Israel.
Llegado el momento, cada uno de estos poderosos y aparentes invencibles imperios, han sucumbido y desaparecido, a manos de nuevos imperios que, con mejores armas, los han derrotado. Estos sucesores, nuevamente han aniquilado a sus oponentes, pero siempre han fracasado ante el pueblo de Israel.
Mis detractores, podrán argumentar que esos eran otros tiempos. Yo les contesto que, lo que nos ha mantenido, ha sido el más grande regalo que pueblo alguno haya podido recibir. No es un arma poderosa y destructora: SIMPLEMENTE, ES LA TORAH.
¿Alguien piensa que el haber recuperado la tierra de Israel, el haber logrado derrotar a los poderosos y bien armados ejércitos de la Liga Árabe en 3 oportunidades y el haber podido en tan poco tiempo, transformar desiertos y pantanos en lo que hoy es el Estado de Israel, no es un milagro y una muestra que Hashem sigue estando con nosotros?
El siglo recién pasado, Hitler y su jauría, pretendió aniquilarnos. Stalin y su poderoso imperio soviético nos persiguieron y asesinó a su gusto y antojo. En nuestros días y ante nuestra presencia, ambos han desaparecido y nosotros nos encontramos más pujantes que nunca.
El mayor peligro que enfrentan las naciones, en la actualidad, sin lugar a dudas, es el TERRORISMO. La totalidad de los métodos empleados por estos asesinos en masa, han sido empleados en primer término, en contra de israelíes. Mientras sólo nos afectaba a nosotros, el resto del mundo, aplaudía a sus autores y se las arreglaban para encontrar una justificación, siendo Israel el condenado, por el grave delito de defenderse. Uno a uno, estos crueles y perversos métodos terroristas, se han volcado sobre otros países y, al afectarlos a ellos, automáticamente, los ha transformado en actos repudiables, en que cualquier método que se ocupe para combatirlo, es legítimo, salvo que la víctima sea israelí y los victimarios, terroristas palestinos. En este caso, sigue siendo justificado el asesinar judíos.
La UE y ahora EEUU, se niegan a ver la realidad. Ya les llegó en plenitud, los distintos métodos inventados por los yihadistas en contra de Israel y, aun cuando lo están empezando a sufrir en carne propia, se niegan a aceptar que en todos los casos, es igual de condenable.
La diferencia está en que nosotros, aun cuando seamos sólo una parte del pueblo de Israel, seguimos teniendo y confiando en la Torah. Espero que no falte mucho, para que mis detractores de hoy, comprendan que no estoy equivocado.

David ben Jaim


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay