Encendido de Velas

Viernes 15/12
Mikeitz

  • Montevideo: 19:37 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy

Rubén Kaplan

Radicado en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, es escritor y periodista de política internacional, especializado en temas de Medio Oriente y terrorismo islámico.
También, ha desarrollado temas vinculados al Holocausto, antisemitismo y otras formas de discriminación; colaborando con diversas publicaciones de Europa, América y Medio Oriente. Autor del libro "Tras el velo. La mujer en el Islam", presentado en la 37° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.
En los últimos 7 años, escribió cerca de 400 artículos para periódicos de los países antes mencionados, que fueron, a la sazón, muchos de ellos traducidos a varios idiomas y reproducidos en su website personal (www.rkpress.com.ar) y decenas de blogs.

21 de diciembre de 2016

El atentado terrorista en Berlín y el futuro de Europa

El cruel y salvaje atentado perpetrado en Berlín por un presunto pakistaní musulmán que había ingresado a Alemania como refugiado, ha suscitado en la población germana, miedo cerval, dolor lacerante, perplejidad y sensaciones de angustia y preocupación.

Para los que desde hace años venimos denunciando la amenaza creciente del terrorismo islámico, el acto criminal utilizando un camión para embestir a personas de toda edad que visitaban un mercado navideño, no es una sorpresa sino una reafirmación del peligro que constituye ese fundamentalismo vesánico para Europa y Occidente.
Le demora de las autoridades de Alemania en reconocer el carácter terrorista del atentado, conllevaba la maliciosa intención de soslayar el origen islámico del autor y sus cómplices. Como es habitual, los medios occidentales defensores a ultranza de lo políticamente correcto, dilatan de manera exasperante la confirmación que miembros pertenecientes a la mal denominada “Religión de la paz” son los responsables de la masacre de Berlín y de casi todas las que se producen en el mundo.
Los autores materiales e intelectuales de los atentados terroristas en Occidente son islamistas de variada ciudadanía, muchos portadores de pasaportes de la Unión Europea que usufructúan la permisividad de las democracias que los cobijan, y que no dudan en asesinar sin piedad a los habitantes de los países que los albergan, lo que constituye una manifestación palmaria de odio e ingratitud. Para que esto ocurra es menester señalar las distintas complicidades que favorecieron la penetración de extremistas islámicos en Europa y Occidente.
La responsabilidad primigenia le cabe a Europa y sus líderes perniciosos, (Angela Merkel una de sus adalides) proclives a la inmigración indiscriminada con el pretexto del “Multiculturalismo” y enarbolando un falso progresismo como excusa para la obtención de mano de obra barata y obtener el apoyo de esa riesgosa miríada de inmigrantes para fines electorales. También contribuyó el liderazgo nefasto de Barak Hussein Obama, simpatizante deLa Hermandad Musulmana, un movimiento islámico que sin pudor, propicia ingresar por los intersticios que ofrecen las democracias occidentales, para penetrarlas y conquistarlas desde adentro.
Otro protagonista con un rol vital para ese propósito, es el populista Papa argentino Francisco I, que exhorta permanentemente a la absorción de refugiados. Cabe recordar que él mismo llevó al Vaticano a unas familias de refugiados sirios musulmanes y no admitió el pedido de otras de igual nacionalidad, pero de religión cristiana, contrariando el principio que la buena caridad empieza por casa. Cabe mencionar que el Papa Francisco, ha causado mucha decepción entre muchos católicos de su propio país por brindar su apoyo inexplicable a la ex presidenta Cristina Kirchner sindicada por la senadora Elisa Carrió como la máxima responsable del mayor latrocinio que sufrió la RepúblicaArgentina en su historia y por recibir
en La Santa Sede a numerosos ex funcionarios y sindicalistas corruptos que la sociedad argentina conoce y los jueces venales del país no condenan a pesar de las innumerables pruebas que existen para hacerlo.
A horas de producirse el deleznable atentado terrorista en Berlín, recibí un mail de mi amiga y colega periodista y escritora Ana Benjamín- sobrina nieta del renombrado filósofo y crítico literario alemán Walter Benjamín- quien reside allí, donde me decía que había amanecido con miedo y un sentimiento peor: furia. Ella había escrito en un ensayo que en Alemania nadie quiso publicar por apocalíptico alarmista y racista, el riesgo que corría el país teutón.
La ceguera de Europa y su negación la están llevando a una islamización del Continente irreversible, en pocas décadas serán minoría en sus propios países. Tuve ocasión de ver un vídeo de Suecia donde candorosamente niñas nativas reciben con banderas de integración a grupos de refugiados, quienes no vacilarán en muchos casos en violarlas y asesinarlas como ocurre a menudo.
Debo decir con dolor que comparto la mirada apocalíptica de Ana Benjamín. Pienso que Europa y Occidente deben estar preparados para sufrir en cualquier momento atentados bacteriológicos o químicos que producirán centenares o miles de víctimas, que es lo que ansían esas facciones islámicas minoritarias pero muy importantes en número, que Occidente se obstina en decir que no tienen nada que ver con el Islam.


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay