Encendido de Velas

Viernes 15/12
Mikeitz

  • Montevideo: 19:37 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy

Anna Donner Rybak

Nació en Montevideo el 21 de setiembre de 1966. En 1993 se recibió de Analista de Sistemas. Desde 1990 hasta 1996 fue docente en la Universidad del Trabajo del Uruguay de las materias Programación de Sistemas y Lógica. En 2011 fue columnista de la revista "Mundo Latino" publicada en Israel. En 2012 publicó su primer novela en papel en Uruguay; "La Judía de Montevideo".

10 de octubre de 2016

La frontera entre la maldad y la locura es invisible

Cuando yo era una niña, el estigma de "loco" era espeluznante. Tanto miedo daba que a uno el vocablo en sí mismo le daba escozor. Eran tiempos en los cuales la palabra "manicomio" representaba el mismísimo infierno.

Afortunadamente la psiquiatría y la psicología hoy están muy lejos de tales estereotipos, hoy existen herramientas para diagnósticos, hoy "el loco" de antes se sustituye por especificaciones bastante más claras. La depresión, los ataques de pánico, la ciclotimia, la bipolaridad, etc, son ya no vistas con horror sino como enfermedades clínicas, para las cuales existen diagnósticos y tratamientos.

Habiendo dicho lo anterior, y con el resultado del "diagnóstico" siento impotencia. Impotencia ante la crueldad de "mirar para otro lado" ante las características de un individuo que lejos de ser esquizofrénico más todos los "IVAS", es un reverendo hijo de su madre al cual ampara la "impunidad antisemita".

Me resulta (por decirlo de modo elegante) hilarante que un individuo que deja de lado su nombre de pila y se hace llamar Abdullah Omar, y que dice "Alá es grande" sea diagnosticado como psicótico crónico. Si se aplica la lógica ante tal infamia, se desprende, deduce e infiere que todos los movimientos de porte yihadista son inimputables. ¿Lo son? No. Los cabecillas de la yihad, en cualesquiera de sus versiones son seres demoníacos que están cuerdos de más, tan cuerdos están que pudieron planear atentados como el 11s, calculando los más minuciosos detalles y coordinando cuestiones impensables.

Así, Peralta, es tan homicida como todos los que nos muestran los noticieros durante media hora todos los días. "El elitismo del homicidio", la insolencia de la inmimputabilidad.

Shalom.


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay