Encendido de Velas

Viernes 20/07
Devarim

  • Montevideo: 17:37 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy

Janet Rudman | Conocer más

Licenciada en Relaciones Internacionales. Analista en Marketing. Lectora intuitiva y voraz. En lo laboral me he desempeñado en tareas variadas. Di clases de Marketing para principiantes, fui la Encargada de la Revista Kesher de Jabad desde el año 2003 al 2010. Editora de Jai Mujer desde abril del 2011.

24 de julio de 2016

Mi amiga Jackie

La primera vez que fui a un entierro de una amiga mía fue un mojón en mi vida adulta. Mi suegro siempre decía que había una época para los casamientos, otra para festejar nacimientos, los cumpleaños de quince y luego empezaban los entierros.

Ella tenía cuarenta y yo treinta y cinco. Tenía cáncer hacía muchos años, pero no se lo decía a nadie. Era una de esas personas con un halo positivo, que siempre reía. Tengo una imagen de ella sentada en mi patio almorzando. Había ido a vivir a Israel y había vuelto porque era la época de la guerra de Irak y los misiles caían cerca de donde estaba. Me contó que no era vida para ella, prefería estar en el Montevideo gris de los 90 que en el bullicioso Tel Aviv con la vida nocturna que amaba y las idas a los refugios que detestaba.

Me hubiera gustado acompañarla en su enfermedad, pero no pude. Solo recuerdo esa sensación de impotencia que sentí el día del entierro. Lo más fuerte fue el sentir que ingresaba a la vida adulta. No tengo claro si la muerte me hace valorar la vida, creo que son parte de una misma historia. Siempre salgo del cementerio llena de energía, con ganas de conquistar el mundo, como si cada segundo tuviera un significado. No tengo una lista como en la película “The bucket list”. Tampoco creo que necesito ver Roma antes de morir.

A los 50, ya me di cuenta de que la vida no es sumar millas en una compañía aérea. No tengo la menor intención de sobrevolar el Gran Cañón ni de subir al Everest. Fui a Usuhaia, el fin del mundo y sentí una enorme soledad frente a todo ese hielo.

Tal vez sea hora de hacer mi propia lista. Me imagino con una lapicera enorme al estilo Andrea Durlacher, profe de taller de escritura, tildando los ítems ya cumplidos. En mi lista incluiría todos los libros que me gustaría leer, las películas que me gustaría ver y los cafés que me gustaría tomar y con quién.

Seguir asistiendo a mi taller de escritura, compartir momentos de risa y lectura en una sintonía de afecto es algo que está en mi lista y no lo voy a tachar. Tener un blog con mi verdadero nombre y escribir todo lo que pase por mi mente, previa edición porque tengo la imagen de la lapicera de Andrea en una nube con una lapicera roja mirándome fijo. Señala el teclado de la computadora que marcha solo, borra y vuelve a escribir como si tuviera vida propia.


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Tweets de interés

    Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay