Velas de Shabat

Viernes 28/07
Devarim

  • Montevideo: 17:42 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy
5 de junio de 2016

Cuando el amor es una adicción para la mujer

"Que levanten la mano los que alguna vez sufrieron por amor", dijo el cantante de la banda Los Piojos cuando estuvo en Tucumán. Verónica, una joven profesora universitaria, levantó su mano, mientras que su acompañante se quedó con las manos en los bolsillos ¿Será que las mujeres son más propensas a sufrir más que los hombres? Eso dicen los expertos.

Muchas mujeres sufren por este tipo de relaciones. Daniel, un peluquero de barrio Norte cuenta que en su trabajo, calcula que más del 70 % de mujeres que va a cortarse el pelo llega con penas de amor. "La mayoría sufre mucho. La semana pasada vino una chica que le había aguantado de todo al novio, y después de seis meses el chico se casó, justo esa misma noche que ella vino. Muchas los aman más a los novios que a ellas mismas˝, observó.
La psicóloga Beatriz Goldberg, en su libro "Quiero estar bien en pareja", plantea que hay un tipo de relación que ella cataloga como "tóxica". Según la experta, que habló por teléfono con LA GACETA, este es el tipo de conexión en la que una de las partes, generalmente la mujer, aguanta todo lo que le hace su pareja con tal de no perderla; este vínculo emocional se da a veces porque se repiten modelos anteriores, como el de los padres; otras porque la persona no se quiere lo suficiente. "Hay veces en que incluso el estado de ánimo que va a tener una persona durante todo el día depende de lo que le haya dicho su compañero a la mañana", ejemplificó Goldberg. "La pareja tóxica es la que te trata mal, te chupa la energía y te hace sentir poca cosa. Muchas veces de forma subliminal; son personas muy manipuladoras que le hacen sentir al otro que no es nada", agregó. Esto genera en el que es sometido que su autoestima disminuya aún más, explicó. Un ejemplo es Estrella, una mujer de poco más de 40 años que caminaba por la peatonal: "yo sufrí por la indiferencia de un hombre, que estaba más ocupado por su trabajo y se olvidaba completamente de que tenía una mujer"˝, dijo. "Cuando me peleé de mi novio, que me dejó después de serme infiel, me encerré en una burbuja. No sólo me corté el pelo, también bajé como 8 kilos en poco más de un mes", contó L. O., una estudiante de 21 años, loca de amor.
Las personas que tienen baja autoestima o que tuvieron carencias afectivas en su pasado están más expuestas a entablar relaciones "tóxicas", en las que el amor se vuelve un vicio que hace daño. En el diccionario, el significado de adicción es: "el hábito de quien se deja dominar por el uso de alguna droga tóxica, o por la afición desmedida a ciertos juegos", o sea, una conducta destructiva de carácter obsesivo y compulsivo que también se puede aplicar a las relaciones sentimentales. El sitio www.lacodependencia.com.ar, dice que hay muchas conductas que pueden transformarse en destructivas, ya que llegan a controlar la vida de la gente, a empobrecer su rendimiento y a alterar su calidad de vida.
Los síntomas que delatan a los "adictos al amor" según Pía Mellody, autora del los libros "La codependencia" y de "La adicción al amor", son una dedicación de tiempo desproporcionado a sus parejas y una tendencia a asignarles un valor mayor que el que se dan a sí mismos. Estos adictos al amor suelen sentirse atraídos hacia personas que son "adictas a la evitación", que se comprometen poco en las relaciones y generalmente desarrollan intensamente actividades fuera de la pareja.
Para la psicóloga tucumana Ester Kancyper, estas parejas generalmente no son exitosas porque la necesidad de lado de la persona adicta deriva en un alto grado de servicialidad y sumisión hacia el otro. "En realidad se convierte, lejos de ser una pareja, en algo desparejo. La persona, al necesitar, se adhiere en todo al otro y en esa adhesión no discrimina qué es amor y qué es necesidad", opinó.
Lo importante para mantener una relación sana es que haya equilibrio entre lo que se da y se recibe. Otra categoría que propone Goldberg es la de "pareja creativa". Este tipo es el ideal, porque entre las partes no se sofocan ni se hacen sentir menospreciados. " En estas parejas cada uno tiene una vida propia pero también hay proyectos en común. Es una relación equilibrada donde se permite el crecimiento del otro", definió.
"Estuve de novia ocho meses y al principio estaba todo bien; pero de golpe se terminó. Después la relación siguió sin compromiso y le aguanté las mil y una para poder estar con él, hasta que pasaron dos años de estar mal, me cansé y decidí cortar, aunque me dolió mucho porque lo amaba. Hace poco conocí a otra persona y ahora estoy muy bien˝, dijo contenta Soledad, una joven estudiante de Ciencias Económicas.

Enferma de amor
En internet, el caso de una adolescente "adicta al amor" ganó público. La autora del libro "Abzurdah", Cielo Latini, cuenta en su blog cómo sus inseguridades y su baja autoestima la hicieron pasar por un infierno cuando tuvo un noviazgo con Alejo, un chico que conoció a través del chat. "Sufro todo eso y algunas otras delicias: depresión crónica, desesperación, sentimientos de inutilidad, culpa, rabia, ansiedad, soledad, aburrimiento y vacío. Pensamientos extraños (?Si adelgazo, Alejo me va a querer?)", relató en su libro. La joven escritora superó la bulimia y la anorexia; ahora está bien y prepara un segundo libro, más optimista según anticipan en las páginas web.

Fuente: la gaceta


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Tweets de interés

    Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay