Encendido de Velas

Viernes 27/04
Acharei-Kedoshim

  • Montevideo: 17:48 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy

Psic. Silvia Cardozo

Psicóloga , Terapeuta Cognitivo – Conductual.

Integrante, Coordinadora, Seminarista ,y Docente de Suatec (Sociedad Uruguaya de Análisis y Terapia del Comportamiento.)
En Suatec es Miembro Directivo, coordinadora de nivel 1 y
Docente de tres areas: "Historia y características de la Terapia del Comportamiento"
(nivel 1), "Trastornos Depresivos" (nivel 2) y "Disfunciones sexuales" (nivel 3).
-Técnico en Disfunciones sexuales.
-Dos años de especialización en Sexología con Dr.Flores Colombino:"Sexología básica y Sexología Especial" para el tratamiento de disfunciones sexuales.
-Cursos de Trastornos de Personalidad.
-"Bases biológicas y farmacólogicas de los trastornos mentales".
Desde el año 2000 a la fecha atiende en clínica en forma permanente, hace psicoterapia y cuenta con un equipo interdisciplinario conformado por un grupo de psiquiatras y psicólogos.
Cel: 099 18 39 50

5 de junio de 2016

Como manejar los celos ante la llegada del hermano

Cuando la pareja decide tener otro hijo, se movilizan muchos afectos en toda la familia. Seguramente hasta ese momento el primogénito era el centro de atención de todos , ya que ser el primero tiene esa ventaja, que todo gira en torno a él …..y también se sufre cuando se pierde ese privilegio.

Claro que también había algunas desventajas, ya que todos los clásicos miedos y ansiedades de padres primerizos también los tuvo que padecer, cosa que el segundo viene en ese aspecto con el camino allanado.
El principal tema esta en que los tiempos y la atención ya no pueden ser nunca las mismas ya que hay que empezar a dividirlas. EL niño puede pensar equivocadamente que perdió parte del amor de sus padres.

Por eso es frecuente ver que algunos vuelven a conductas ya superadas, como hacerse pis en la cama, o hablar a media lengua como lo hacían cuando eran mas chicos o incluso querer usar chupete. Son reacciones que estan mostrando lo que estan sintiendo. A veces empiezan a demandar atención con llantos, enojos o berrinches que ya no solían tener.

Por supuesto que todo depende de que edad tenga el niño cuando llegue el hermanito.

No se puede comparar si tiene dos o tres años a si tiene seis o mas. Lo mismo si es deseado por el niño , además de los padres .
Hay niños que piden hermanos, generalmente porque ven a otros con hermanos , y otros niños que no lo desean. Sin duda esto va a influir en su aceptación.

Influye mucho la actitud que tengan los padres, si estan preparados o no para la llegada de otro niño. Muchas veces lo hacen porque no quieren dejar solo al hijo, y no son conscientes de que no es una buena razón. Deben tenerlo si ellos lo desean.

Los padres deben saber que van a tener que hacer gala de muchísima paciencia y a su vez tener una actitud firme para que no se desborde la situación. Van a tener que poner limites, pero a su vez demostrarle al niño que lo aman como siempre.

Reforzar las conductas buenas, positivas, y saber que es normal que el niño sienta ambivalencia hacia su hermano. Por un lado lo va a querer pero por otro lo va detestar porque siente que vino a sacarle en parte su lugar.
Es gracioso ver como los niños se enojan con sus hermanos o los acusan ante sus padres de lo malo que puede haber hecho, pero lo defienden a muerte de los ajenos. Eso marca dicha ambivalencia y la tranquilidad de que están haciendo un proceso natural.

Hay que tratar de involucrar al niño desde el principio, tratar de que sienta que la llegada del hermano es positivo en su vida, mostrarle las ventajas de ser el hermano mayor, que siempre va a ser su modelo, y que su hermano mas chico va a tender a imitar.

Muchas veces esto puede servir como manera de que mejore sus conductas con una motivación , ya que se siente importante. El es el mayor!
Tambien decirle cuando este molesto porque estan dándole mucha atención al maschico , que entienden su manera de sentirse y contarle como hacían lo mismo con él cuando era pequeño.

El sentirse comprendido y saber que gozó de la misma atención puede calmar sus celos. No dejar de decirle que el corazón de los padres tiene lugar para ambos y que lo aman mucho.

Incluirlo si le gusta, tratar de involucrarlo en actividades para ayudar al hermano. En las tareas sencillas que hagan que se sienta parte de la familia y no por fuera. Entretenerlo, ayudar en traer las cosas para cambiarlo, para comer, etc.

Incitar a que lo agarre de a ratos ,e indicarle por supuesto como debe hacerlo. En general los bebes tienden a prestar mucha atención a sus hermanos y esto los compra. Hace que vaya naciendo ese amor en el vínculo. Y por supuesto los padres reforzar esas actitudes con comentarios positivos que tiendan a unir.

Cuanto mas grandes son los niños cuando llegan los hermanos, pueden razonarlo mas y también estan mas volcados al afuera , a lo social, y no necesitan tanto esa extrema atención de los padres. Claro que también durante mas tiempo se acostumbraron a ser solos en su casa. Ahí depende mucho de como ha sido de fuerte hasta ese momento el vínculo con los padres , pero igualmente no quiere decir que no lo vayan a sentir.
Si los psicólogos tuviéramos que recomendar una edad para encargar el hermanito, sería siempre después del tercer año de edad del niño. Hasta ese momento el niño esta muy volcado a sus padres y necesita mas atención de ellos.

Después de esa edad comienza su primera etapa social, interactúa mas con otros niños ya que generalmente es cuando empiezan el jardín.

Se empieza a acostumbrar a compartir en otros ámbitos y ve que no es malo, que todo tiene sus pro y sus contra. Que se peleará con su compañero en el jardín pero al día siguiente esta deseando verlo para jugar otra vez. Ya comparte la maestra con sus compañeros , los juguetes, se da cuenta que los juegos son mas divertidos en compañía que cuando juega solo y asi sucesivamente va pasando por nuevos vínculos y experiencias que le van preparando para la llegada de un nuevo integrante .

Tambien los padres cuentan con ese tiempo extra donde el niño esta en el jardín y pueden darle luego mas atención al llegar a casa. Preguntarle como le fue, que cosas nuevas aprendió, y si surge algun tema de celos con el hermano tomarlo con calma, y no hacerlo sentir culpable.

Con una buena dosis de paciencia y tranquilidad de los padres se llega a buen puerto.

No desechar la ayuda de los abuelos cuando la tienen o de personas de su confianza para que las tareas y la atención puedan repartirse de la mejor manera posible.

Algo que siempre hay que recordar también es que no dejen de ser pareja además de padres, ya que el rol de padres es muy avasallante sobre todo en las madres y a veces descuidan este aspecto.

Se puede con todo, es cuestión de saber priorizar según el momento. Ser padres es de las tareas mas lindas que nos toca en la vida, pero también puede resultar muy agobiadora sino estamos preparados. Y por sobre todo estar seguros de querer tener esa responsabilidad que van a asumir.
Si se hacen las cosas bien, seguramente cuando sean grandes esos pequeños traviesos que tienen ahora, todo el trabajo que pasaron quede atrás y piensen que valió la pena.

Ps. Silvia Cardozo
Terapeuta Cognitivo conductual
Email: ensil@adinet.com.uy


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Dr. Elias Bendahan

Tweets de interés

    Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay