Velas de Shabat

Viernes 18/08
Re'eh

  • Montevideo: 17:58 hs
JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay
Facebook: JAI.Uruguay           Twitter: @JaiUruguay           E-mail: info@jai.com.uy           Web: http://www.jai.com.uy

Anna Donner Rybak

Nació en Montevideo el 21 de setiembre de 1966. En 1993 se recibió de Analista de Sistemas. Desde 1990 hasta 1996 fue docente en la Universidad del Trabajo del Uruguay de las materias Programación de Sistemas y Lógica. En 2011 fue columnista de la revista "Mundo Latino" publicada en Israel. En 2012 publicó su primer novela en papel en Uruguay; "La Judía de Montevideo".

28 de marzo de 2016

EL MUNDO LLUEVE LAGRIMAS

El mundo llueve lágrimas y la tierra llora cráteres, —¡dame la mano! —grito desesperada a quien sabe quién, me la extiende pero es en ese preciso instante que el suelo se divide, yo quedo de un lado, él del otro y en medio un hoyo conquistado por dragones. El mundo es un mar de islas flotando en lava. —Dios está enojado—grita el cíclope mirándome con su ojo en la frente—Los hombres han desperdiciado su oportunidad de estar juntos, no saben vivir en paz, no son solidarios, y si los dejamos solos, ser van a terminar matando. Al menos, solos en una isla, estarán a salvo de sí mismos.

“La objetividad trata de encontrar una brújula certera para ser fiel a uno mismo en entornos que (siempre) le serán hostiles. El mundo en sí mismo es un lugar hostil y el hombre está parado en él, con su circunstancia. La objetividad en seres subjetivos es misión bien complicada. Y he aquí el eterno desafío.”

Hace días ocurrieron los atentados yihadistas en Bruselas y ayer el de Pakistán. Mi capacidad de sorprenderme se vio alterada una vez más. Por una intrincada y engorrosa asociación. El debate en varios lugares de las redes sociales viró hacia la comparación entre los atentados en Bruselas y el Sionismo. Muchos de sus detractores aprovecharon maquiavélicamente la circunstancia para hablar de Israel. No, no nos confundamos. No hablaron de los atentados con arma blanca que se vienen dando desde hace meses. De eso NO SE HABLA. No importan los muertos, ni los cuchillos. Pero se habla del ejército israelí, precisamente en un momento en el cual se debería de estar hablando de lo anterior, pero que no importa. Otros más osados, hablaron de antisemitismo tras una careta de “antisionismo”. Al ser consultados sobre una opinión acerca del antisemitismo dejando de lado al sionismo se me dijo “Existen judíos buenos con Einstein y existen judíos asesinos”.

Me pregunto si las personas en el momento de “tomar partido” lo hacen sinceramente o según el “qué me conviene”. Me pregunto si a la hora de “tomar partido” primero se informan minuciosamente o sencillamente se fijan en los porcentajes de una u otra opción y van a la que es mayoritaria. Creo (lamentablemente) que esto último es lo que se cumple, lo que es inversamente proporcional a acciones tan importantes como el pensar, la reflexión y el aporte. Pero es más cómodo elegir desde la inacción. El quedarse instalado en un lugar común, correcto, cómodo, y en el cual “están los demás”. Como diría un libro de autoayuda, una “zona de confort”. A través de la misma salen a la luz los prejuicios. El lodazal de la miseria humana. El que impide la acción y que propaga la inacción.

¿A dónde irá a parar el mundo con estos valores?

Inútil resulta el debate. La capacidad de la reflexión, del razonamiento, se ve subyugada por la pasión de las hinchadas. Buenos y Malos, Blancos y Negros, Te amo-Te odio, ¿dónde está el puente? Esta bestial miopía es la que deshace el mundo y las sociedades. Es la que enceguece y quema las neuronas. Pero el alud de la violencia de los taludes es más fuerte. Y las hinchadas se van olvidando que alguna vez fueron capaces de esgrimir al menos un silogismo. Bajo el fragor de la lujuria contra el capital y el imperio (lógicamente para la tribuna), los únicos y absolutos culpables de los atentados de porte yihadista, resultan “víctimas oprimidas” grupos como EI, Hamás, Hezbollah, Al Qaeda, etc. No importa que esta semana se hayan suscitado dos atentados con graves consecuencias. Ellos son “víctimas del capitalismo salvaje”. Así el pensamiento binario los exime de culpa. Una y mil veces. Son tan solo bebés de pecho.


Déjanos tu comentario a continuación


    


Envíame una copia a mi correo

Tweets de interés

    Copyright © 2010+         JAI - El sitio de la Colectividad Judía en Uruguay